sRGB vs Adobe RGB

Volver

Intentaré explicarlo de forma sencilla las diferencias entre sRGB y Adobe RGB.

El espacio sRGB está pensado para fotografías con un rango bajo de colores. Obtiene colores muy brillantes y contrastes altos en colores básicos, pero sacrifica un mayor rango de colores para obtenerlo. Está pensado fundamentalmente para ser vistas en el ordenador pantallas CRT o TFT y para ser impresas en laboratorios generales y no profesionales (la mayoría)

Adobe RGB es un espacio de color más amplio, e ideal para impresión de calidad y para el retoque fotográfico. Nos dará unos tonos aparentemente más apagados o planos (por la configuración del monitor), pero en realidad los contrastes y los colores son más realistas. Además siempre podrás darle mayor intensidad al procesar las fotografías.


Cómo afecta en el Post-Proceso

Cuando vayas a procesar la fotografía (paso de RAW a TIFF, JPEG, etc…), podrás asignarle el espacio de color que más te interese, ya sea sRGB o Adobe RGB, pero ten en cuenta que si procesas la fotografía en sRGB no podrás, en el archivo que generes (TIFF o JPEG) recuperar la información de color que tenias en el RAW, y por lo tanto habrás perdido información de color al asignar un espacio menor (cuenta que el RAW dispone de muchísima información tonal por cada pixel). Si quieres cambiar el espacio de color deberás entonces volver a procesar partiendo del RAW y los ajustes que hiciste para sRGB no te servirán, porque al tener un espacio de color diferente y más amplio verás que el histograma cambia sustancialmente al escoger Adobe RGB, así que te recomiendo que revises y rehagas los niveles para procesar de nuevo.

Como afecta en el Retoque
Las fotografías quedaran mucho mejor si las retocas utilizando un espacio de color más amplio como por ejemplo “Adobe RGB”, ya que dispondrás de mucha más información de color y las transiciones y matices de color serán mucho más limpios, para mantener la información de color y el espacio necesitaras salvar la imagen procesada en un formato de 16bits (TIFF, por ejemplo). Luego una vez termines con los retoques puedes asignar un perfil de color sRGB y salvarla (con otro nombre para que no te líes), en JPEG a 8bits, para utilizarlas en internet o imprimirlas en laboratorios generales, ten en cuenta que reducirás el espacio de color, pero en impresión y en internet no notaras nada la diferencia… pero OJO, si no las conviertes a SRGB veras las imágenes apagadas y con colores extraños. Si quieres retocar de nuevo la misma imagen no utilices el JPG sRGB generado y utiliza el TIFF Adobe RGB a 16bits.

¿Y en la cámara que pongo?
Si haces fotografías en JPEG, cosa que no te recomiendo en absoluto (mira el post RAW vs. JPEG), es muy importante que escojas el perfil adecuado al uso que vayas a darle a las imágenes, ya que si escoges un espacio de color sRGB o Adobe RGB los resultados serán muy diferentes… Si utilizas como espacio el Adobe RGB, aun perdiendo mucha información por la compresión del JPEG, tendrás menor pérdida de tonos que si utilizas sRGB, por ese motivo es interesante que la cámara te recuerde que las fotografías han sido tomadas en Adobe RGB. Y para avisarte de eso pondrá un “_” al principio del archivo (ej: _MG_0001.JPG en lugar de IMG_0001.JPG)…. Lo explico mejor en el siguiente punto… JPEG con Adobe RGB

Si haces las fotografías en RAW, el espacio de color solo es informativo y por lo tanto dará lo mismo el espacio de color que pongas, lo que cuenta es el que uses el el revelado del RAW.

JPEG con Adobe RGB
Si has seleccionado en la cámara esta configuración deberás tener en cuenta que las imágenes tienen en su EXIFF informado, o bien: que no contienen el sRGB como espacio de color o que tienen Adobe RGB (eso depende de la cámara, no todas informan el espacio cuando no es sRGB)…. Si no han informado el espacio de color, tiene como efecto inmediato, que cuando las veas en el ordenador las cargara asociándose el espacio sRGB por defecto del sistema operativo del ordenador y por lo tanto se verán de pena (apagadas y con colores extraños). Si por el contrario la cámara informa que tiene asignado el espacio “Adobe RGB”, las veras perfectas en sistemas operativos modernos, ya que son capaces de asignar espacios de color dinámicamente (una curiosidad: en Windows Vista, si pones el modo presentación de la vista previa, las veras mal de color, porque la vista previa no cambia el espacio de color y siempre es sRGB… una de las cagadas de Microsoft)…. Retomando el tema…. OJO, si vas a un laboratorio general a imprimirlas se verán de pena, porque las impresoras que utilizan tienen un perfil asociado y no utilizan el que informe el JPEG, sea el que sea (y siempre es sRGB)

Recuerda esto: Si tienes el ordenador calibrado a Adobe RGB se verán perfectas, pero si lo tienes por defecto (sRGB) verás las imágenes apagadas y mal de color.

Aunque el JPEG no incluye al salir de la cámara el espacio incrustado con un perfil ICC, sí que ha calculado durante la compresión del JPEG teniendo en cuenta este espacio de color (el RAW solo lo informa pero no lo usa, ya que su espacio de color es incluso mayor que Adobe RGB), por lo que te recomiendo que le asignes el espacio de color siempre y dejes incrustando el ICC en el JPEG (cuando este sea Adobe RGB).

Otros espacios de color
En los archivos RAW que generan la mayoría de cámaras DSLR el espacio de color interno es equivalente a Adobe RGB, por lo tanto es recomendable utilizar este espacio en el post-proceso, como he comentado antes. También hay que tener en cuenta que las DSLR de gamas profesionales como la Canon 1Ds Mark II y III disponen de un espacio de color más amplio que el Adobe RGB aun cuando solo es seleccionable sRGB y Adobe RGB, esto quiere decir que pueden utilizar un espacio de color equivalente a ProPhoto RGB.

Photoshop
Así que, para verlas en el ordenador o utilizarlas (Internet o para imprimir en laboratorios generales) deberás asignarles el perfil sRGB. En Photoshop y otros programas de edición, cuando abras la foto, sí aparece el cuadro de diálogo Embedded Profile Mismatch, y se indica que la foto NO se corresponde con el perfil por defecto de Photoshop o no identifica el que tienes. En ese caso, selecciona Discard the embedded profile (don’t color manage) y a continuación, asigna el espacio de color con el que deseas dejar la fotografía “Adobe RGB o sRGB”, para hacerlo deberás a Convert to Profile (Image >Mode>Convert to Profile) y ya está.

Si la fotografía se abre sin problemas, puede pasar directamente al paso Convert to Profile y cerciorarte el espacio de color que tiene asociado y cambiarlo si es necesario.

Volver

Deja un comentario