Sesiones con Modelos de Intercambio

Volver

Como no es la primera vez que me piden algún consejo vía privado de cómo hacer sesiones a modelos a modo intercambio, ya sea en estudio o con flashes en casa… aquí van algunos, espero que os sean útiles… está pensado para los que quieren hacer su primera sesión.

El consejo más importante es disfrutar de la sesión, porque eso se notará muchísimo en el resultado, no hay que agobiarse, ni exigirse demasiado si es nuestra primera sesión con modelos, lo importante es pasarlo bien y adquirir confianza (experiencia)… y eso es poco a poco… así que si una foto no sale como la habías pensado, pasa a la siguiente…

Antes de empezar, nos debe quedar muy claro que en una sesión de intercambio deben ganar ambos, fotógrafo y modelo… o carecería de sentido, así que debemos dejar muy claro qué esperamos de la sesión y que la modelo también lo diga… para ello es muy recomendable hacer una pequeña reunión previa para intercambiar ideas… mejor presencial que vía correos, así de paso podremos ver expresiones naturales del modelo y luego buscarlas en la sesión.

A las sesiones de intercambio se denominan TfP (Time for Pictures o Photos – impresas) o TfCD (Time for CDROM – un CD con las fotos en formato digital – JPEG)… y suelen hacerse para ampliar o actualizar el book de la modelo y del fotógrafo, experimentar ambos con nuevas técnicas o estilismos… o simplemente para adquirir experiencia.

Cómo afrontar la sesión

Trabajar con modelos puede ser muy complejo, sobre todo con modelos noveles, y debemos plantearlo como un juego o una historia para conseguir tener un cierto ritmo y encontrar el mayor número posible de expresiones… y eso, dependerá de la predisposición de la modelo o de la pericia o experiencia del fotógrafo para obtenerlas. Algo que os puede ser muy útil es no dejar de explicar lo que buscáis en cada toma y el porqué se hace de esa forma o lo que queréis probar… eso dará confianza e implica al modelo en la sesión mucho más… por ejemplo, si queremos una expresión más agresiva, explicarle a la modelo que una simple mirada baja le dará fuerza y que es así por la posición de los ojos que tienen un aspecto más felino. Y es importante implicar a la modelo en lo que hacemos, y por supuesto, ir enseñando las fotografías que hacemos para dar confianza.

No estés muy cerca de la modelo (debe tener su espacio), una focal entre 50mm y 200mm, o más cortas dependiendo del factor de recorte de tu cámara. Un Zoom casi siempre es la mejor opción por versatilidad y es perfecto para toda una sesión, al margen del juego que te da al estrechar la perspectiva aumentando la focal (verás la diferencia siempre que mantengas el encuadre y varía la distancia).

Lo de la distancia tiene también otro motivo, y es sumamente importante… no invadir el espacio del modelo, si estas muy cerca es fácil que se intimide un modelo novel… Lo que no debes hacer nunca, bajo ningún concepto, es tocar al modelo, ni siquiera para colocarlo en una pose (lo ideal es hacer de espejo, posas tu y que te copie la pose, aunque pueda parecer ridículo es lo que mejor funciona). Si invades ese espacio tendrás el riesgo de perder su confianza y se notará en las fotos… eso es especialmente sensible cuando el modelo se siente vulnerable, por ejemplo cuando va con ropa interior.

El uso de Flash en estudio o interiores

En cuanto a los flashes, procura ni pasarte, ni quedarte corto… y seria muy largo de explicar, pero si quieres hacerlo sencillo, busca la medición del flash principal en una zona intermedia… el ideal es que te de una medición de f8 de luz incidida a la altura de la modelo. Y ese diafragma está muy bien porque la mayoría de objetivos dan su máxima calidad entre f5.6 y f11… y de paso tendrás una PdC (Profundidad de Campo) aceptable… con lo que el foco blando, será menos frecuente (y recuerda, en retrato el foco debe estar siempre en los ojos o el retrato pierde fuerza o directamente es malo).

Si no tienes fotómetro de mano, debes tener muy presente que la medición de luz reflejada que nos da la cámara no es real, ya que dependerá de cómo se refleja la luz en el modelo (por la ropa o por el fondo), y dependerá de la medición que utilices para obtenerla, así como del encuadre t si es con flash no te quedará otra que el prueba y error.

Si no lo habías pensado antes, este es el momento de plantearte un fotómetro de mano y poner tu cámara en manual.

Fotómetro de mano es muy útil para medir la luz incidida del flash o de cualquier otra fuente… nos dice la iluminación real que recibe el modelo y es la que debemos utilizar para exponer correctamente… No son muy caros y el no tenerlo, puede convertir una sesión en un constante prueba y error, con lo que se retrasa la sesión y pierde su ritmo.

Si no tienes fotómetro de mano, es más laborioso, pero puedes hacer algo muy sencillo para evitar el prueba y error en la medida de lo posible (como mínimo no implicas al modelo)…, lo explico: haces una fotografía (con los flashes) a una tarjeta gris neutro (18%) ocupando todo el encuadre o con medición puntual y que ocupe el centro del encuadre (o en su defecto una cartulina gris y dependiendo del tono ajustas). Para saber cuál es la medición correcta, procuras que el histograma esté en el centro (sin información ni a derecha “luces” ni a la izquierda “sombras”), si está ahí, estará indicando una medición de gris neutro real y de esta forma no dependerás de la compensación de exposición cada vez que cambie el fondo o la ropa de la modelo (si no lo haces así, y además no tienes muy claro como refleja la luz cada color, o no sabes estimarla visualmente, la sesión como te he dicho se convertirá en una prueba y error constante). Al margen de la medición, esa fotografía te ira muy bien para tener una medición correcta del Balance de blancos (sobretodo útil si hay más de una fuente de luz o si no sabes que temperatura de color dan tus flashes).

Ya tienes una medición correcta, pero ojo, siempre y cuando no varíe la distancia de los flashes al modelo (que si varia durante la sesión, deberás volver a medir – por la Ley inversa del cuadrado de la distancia: Esta ley, nos dice que la luz disminuye el cuadrado de la distancia, con respecto a la fuente de luz, o lo que es lo mismo, al doblar la distancia a la fuente de luz, la intensidad de la misma será cuatro veces menor que la anterior medición. Pero ojo, siempre que sea puntual como un flash directo “luz dura”, si utilizas paraguas o softbox haces que la fuente de luz sea mayor, y cuanto mayor sea este, su efecto es menor, ya que en ese caso deja de ser una fuente puntual y se aplicara esa ley con una distancia proporcional al tamaño de la fuente.

Si tienes un segundo flash (relleno), lo más sencillo es ponerlo a la misma distancia, pero en otra posición y su potencia un paso o dos por debajo, todo depende del contraste que queramos conseguir… para mujeres es recomendable no tener mucho contraste (1 ó 2 pasos es lo más frecuente, porque evita que aparezcan o se vean demasiado las líneas de expresión, bolsas u ojeras, etc…), para los hombres (2 ó 3 pasos dan carácter a los retratos porque las sombras juegan un papel importante y potencian los rasgos masculinos).

Lo más fácil con dos flashes es una iluminación a 3/4 (los dos flashes a 45º de la modelo y del fotógrafo… uno a cada lado y a la misma distancia) eso te dará cierto juego y hará más sencillo controlar las sombras… y de paso, la modelo podrá moverse en el centro (sin variar la distancia a los flashes o ya sabés, deberás volver a medir, como ya he comentado). Si solo tienes un flash de estudio… lo ideal es colocar un reflector o una pared blanca al lado contrario al flash y tendrás cierto relleno (cuanto más cerca del modelo, más luz rebotara).

 

Esquema doble 3/4
Esquema doble 3/4
Esquema 3/4 con reflector
Esquema 3/4 con reflector

Recuerda algo fundamental al iluminar: a mayor distancia de la modelo a la iluminación provocará sombras más largas y grises (y no siempre quedan bien, sobretodo en la cara, ya que la nariz produce una sombra larga que llena la mejilla en una iluminación a 3/4). Y por el contrario, si la distancia es corta, las sombras serán más oscuras y cortas (dando más relieve y marcando las sombras oscuras). Y por último, la luz frontal no produce sombras pero resta detalle (aplana).

¿Qué debo entregarle a la modelo?

En cuanto a entregar, cada uno hace más o menos una cosa… pero nunca entregues los RAW, pero no porque sean negativos, sino porque debes entregar un trabajo finalizado, y muy probablemente las fotografías necesitan algún retoque (niveles como mínimo). Si entregas el RAW, das opción a que tu fotografía sea mal retocada y el RAW es una tentación, al margen de que la fotografía es tuya (y los derechos como autor)… Debes tener presente que tus fotografías son tu imagen como fotógrafo, amateur o profesional eso da lo mismo, y las fotos las verá más gente… y si son buenas, te costará menos tener futuros intercambios o trabajos.

Para un TfP se entregan copias en papel (que suele pagar el modelo a precio de coste). Si es un TfCD (más frecuente) se entregan los archivos JPEG resultantes del retoque y a una resolución suficiente para que puedan ser impresas a tamaño book papel (20x30cm)… con 5 MP bastará y las mismas, en otra carpeta (para que no se despiste) en una resolución WEB aceptable (1200 pixeles) y calidad suficiente para que la modelo pueda enviarlas por email o utilizarlas en su WEB.

Cesión de derechos de imagen y uso posterior de las fotografías

Otra cosa importante en un intercambio es firmar las fotografías (cada vez que la modelo entregue o utilice una fotografía, tu obtienes publicidad como fotógrafo y de paso estas diciendo al que la vea, que los derechos de uso no son libres)… las sesiones de intercambio NO son una cesión de derechos para su libre uso, tanto de imagen de la modelo, como de explotación o de autor por parte del fotógrafo…, con lo que el uso de las fotografías siempre debe estar limitado a la promoción del fotógrafo y la modelo, si no es así, no es una sesión de intercambio o TfP – TfCD.

Es muy recomendable siempre firmar (ambos y una copia para cada uno) un acuerdo de cesión de derechos de imagen (modelo) y de autor (fotógrafo) que delimite este punto claramente, así nos evitaremos problemas futuros.

Volver

Deja un comentario