Cómo se comentan las fotografías

Volver

El artículo es una reflexión sobre “cómo se comentan las fotografías en los foros y entre aficionados”. Desde hace bastante tiempo estoy empeñado en cambiar una dinámica, sobre el cómo se comentan las fotografías, en definitiva como se comentan entre fotógrafos, aficionados o profesionales, creo que la mayoría de comentarios ayudan muy poco al que empieza y nada al que tiene experiencia (o todo lo contrario)… Y aunque sé que es una batalla perdida, intento que se miren las fotografías con la cabeza y el corazón, no solo con los ojos…

Todo esto viene a mi empeño por conseguir un colectivo, tanto de aficionados como de profesionales, que realmente se ayuda, sin envidias ridículas que carecen de sentido, con absoluta franqueza y con el máximo respeto por el trabajo o el hobbie de los demás.

Bueno, al lio….

¿Por qué comentamos las fotografías, centrándonos solo en aspectos puramente técnicos o de reglas de composición? que además muchos de los que las comentan no entienden y se limitan a repetir la cantinela sistemáticamente… ¿Por qué no comentamos las fotografías en términos de sensaciones?

Ya sé que parece más complicado, pero no es así… y es mucho más enriquecedor, ese tipo de comentario para el que muestra su fotografía e incluso para el que escribe el comentario, ya que se auto obliga a centrarse y reflexionar sobre la fotografía y lo hará mejorar sustancialmente es sus propias fotografías, en lugar de buscar supuestos defectos técnicos que en la mayoría de casos, o son subsanables, producidos por falta de experiencia o sencillamente buscados por algún motivo en particular…, pero como es evidente, el que lo comenta no tiene claro a priori si es una cosa u otra… porque eso de que las fotos, no se explican, no se aplica entre fotógrafos viendo una foto, fuera de su contexto y “puliéndola” buscando defectos.

Y porque os digo esto, porque creo que muchos no entienden para qué y porqué, están las reglas de composición y se limitan solo a citarlas o seguirlas a pies juntillas sin saber porque… Diréis, es solo una cuestión de tiempo, no comentarlas de esa forma… yo sinceramente no lo creo. Pero seguro que a vosotros, os gustaría que os dedicaran ese tiempo y esa sensibilidad para ver vuestras fotografías.

Si comentamos las sensaciones que nos transmiten las fotografías, e intentamos aportar otros aspectos técnicos que pensamos refuerzan el mensaje, sin ser el centro del comentario, eso sí que sería un gran aporte, y ayudaría mucho más al que empieza a entender qué es esto de la fotografía y que la fotografía es un mecanismo más que tenemos para plasmar sensaciones, momentos, cotidianos o no… y eso si que le da un sentido al hecho de hacer fotografías como afición (como trabajo es fundamental).

Como reflexión inicial, decir que las fotografías, fundamentalmente, nos deben gustar a nosotros mismos y en caso de ser de uso profesional, a nuestros clientes (y por extensión, a los clientes de nuestros clientes les deben transmitir algo, si hacemos fotografía publicitaria, y ahí es en muchos casos para el público en general que no ve la fotografía pensando en reglas de composición)…

Luego está el aficionado que sube fotos al foro por intentar mejorar su autoestima como fotógrafo y esos comentarios sobre reglas lo desconciertan, ya que no van asociadas a una explicación y en muchos casos, la explicación no es correcta o demasiado parcial…, pero tampoco tenemos en cuenta si lo que pretendía es arriesgar rompiéndolas intencionadamente, para buscar otras sensaciones al que vea su fotografía. En otros casos, es solo una reafirmación pública de su aprendizaje, pero como nadie sigue su evolución al comentar una fotografía (salvo amigos o conocidos), los comentarios no le aportan nada… y si lo único que espera es aprender más en base a comentarios, se encuentra que siempre son los mismos y tampoco le aportan demasiado, etc…

¿Para quién hacemos las fotos?

Hay que pensar que, si hacemos fotografías para otros (los no fotógrafos), que es la mayoría de los que ven fotografías (ya que el porcentaje de fotógrafos es muy inferior), nunca las verán con los ojos del que empieza en fotografía y esta encorsetados por las reglas de composición que tanto les han machacado en los foros con ese tipo de comentarios…, verán en definitiva, lo que le dicen esas fotografías, si les transmiten algo y si el mensaje es claro… si le gustan o no en conjunto, pero sin los condicionantes de conocer las reglas de composición y otros aspectos técnicos.
Porque, las reglas (que no normas) de composición están pensadas, para que sepamos, a priori, que es visualmente más agradable y para transmitir sensaciones concretas, o para ayudarnos a componer dando consejos sobre cómo nuestro cerebro tiende a leer una fotografía (y muchos no tienen claro el porqué real de esas reglas)…, pero para nada debemos hacer actos de fe sobre ellas, ya que no nos garantizan buenas fotos, solo fotos “correctas” técnicamente hablando y eso es tremendamente subjetivo si nos ceñimos a las reglas… que no necesariamente serán buenas fotografías, pero lo que seguro no garantizan, en absoluto, es, que siguiéndolas transmitan algo, pero estás más cerca de hacerlo.

Cómo se comentan las fotografías

Si hacéis un repaso a fotografías de prestigiosos fotógrafos, veréis que muchas veces son precisamente ellos los que más transgreden de forma consciente esas reglas de composición y es porque buscan transmitir cosas mucho más concretas que la generalidad que nos aportan las reglas que harían esas fotografías más anodinas o demasiado generales, sin fuerza (un concepto muy utilizado en fotografía pero de difícil explicación y muy subjetivo)…

Algunos ejemplos rápidos, hay muchísimos…:

Niña Afgana, por Steve McCurry
Niña Afgana, por Steve McCurry

De este retrato en un foro dirían: “Los ojos/cara está muy centrada”, “está ligeramente girada vs el fondo”, etc…, pero está precisamente en esa posición y con ese “aire” para obligarnos a leer la foto completa y no darle más peso a los ojos del que ya tienen… Al margen de que parece un encuadre hecho a posta,  ya que en prensa se acostumbra a dejar aire por arriba, imprescindible para maquetar una portada sin destrozar la fotografía (como es el caso).

Muerte de un miliciano, por Robert Capa
Muerte de un miliciano, por Robert Capa

Dejemos de lado si la fotografía está preparada o es la muerte real del miliciano… En un foro dirían de ella “hay demasiado aire que no aporta”, “están cortados los pies y la escopeta”, “esta movida”, “le falta nitidez”, “tiene mucho grano” y cosas por el estilo…

Pero, qué es lo que hace creíble y de peso a esta fotografía a todos los efectos como documento histórico…, pues precisamente, lo que se criticaría en un foro y es que no cumple reglas de composición al completo, dando a entender precisamente que no está preparada (aunque lo esté, que yo no lo se seguro), que muestra un momento único e irrepetible, donde lo importante es captar ese instante sin cuestionarnos si es o no el mejor encuadre posible (Capa podría haber reencuadrado la fotografía, y no lo hizo…, porque lo que menos importan son las reglas en estos casos).

Iggy Pop, por Annie Leibovitz
Iggy Pop, por Annie Leibovitz

En un foro dirían “la composición no sigue la mirada”, “hay mucho aire a la izquierda en relación al lado derecho”, “las manos están cortadas”, “las sombras de la cara son muy duras”, “está cortada la cabeza”… ¿Y no os dice nada de Iggi Pop esta foto?… seguro que un NO fotógrafo ni se daría cuenta que las manos están cortadas, o la cabeza, ya que le daría más peso, al mirar la fotografía, a lo curtido que es su torso donde las venas parecen casi cicatrices de años de escenarios, lo vivido que parece en definitiva, y por lo tanto las experiencias y esa expresión entre dura y cercana a la vez… En este caso, para mí el corte de manos es simplemente para que no se lleven la atención en el retrato, porque en este caso despistarían más que aportar seguramente, desviando el centro de atención que es el torso y la mirada hacia ellas…

Willie Nelson, por Annie Leibovitz
Willie Nelson, por Annie Leibovitz

Bueno, más de lo mismo, “el aire no sigue la mirada y falta aire a la derecha”, “el fondo de la izquierda despista”, etc… desde luego lo que no se puede decir es que Annie Leibovitz no conozca las reglas de composición. En este caso realza la espesor del pelo, lo cuidado vs lo castigado y reflexiva que es su expresión… lo distante que parece… pero seguro que os dice más cosas… Y pensemos, porque es así… bueno, de entrada parece la portada de un disco (CD), así que es posible que tenga más de un sentido ese encuadre.

O esta fotografía también de Annie Leibovitz – Retrato por encargo a la Reina Isabel II de Inglaterra

Reina Isabel II de Inglaterra por Annie Leibovitz
Reina Isabel II de Inglaterra por Annie Leibovitz

Esta, simplemente me parece una maravilla, y está basada en un cuadro a otra reina del siglo XVIII… Pues tampoco cumple reglas de composición, si nos ponemos puristas, al margen que el jarrón de la izquierda cortado se lleva atención, o que parece ligeramente sobreexpuesta su cara, si nos ponemos muy puntillosos (cosa que es hasta ridícula)… En definitiva, nos ponemos a buscar defectos, cosa que no entiendo…

La fuerza que tiene esta fotografía, es como utiliza los puntos fuertes de una forma magistral, obligándote a leer la fotografía en sentido contrario al que lo veríamos normalmente, de derecha a izquierda… A mi modo de ver, nos da una imagen de la reina muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados, contraria al fin… fijaros en los detalles, a mi particularmente me transmite soledad, tristeza… da la sensación de que pese a su inmensa fortuna desearía salir a pasear al jardín, como uno más, que se despojaría de todo aunque solo fuese por un día, o lo que cree que se ha perdido por una vida como reina… me transmite ese anhelo, como si la carga de la corona fuese muy pesada… la hace cercana, pese a ir enjoyada hasta la saciedad… Es una imagen muy publicitaria y la luz es francamente fantástica.

¿Pero entonces no hay que decir que se saltan las reglas?

Cuando alguien se salta las reglas por desconocimiento, se ve, fundamentalmente porque la fotografía transmite sensaciones demasiado ambiguas y sin ningún orden (y para darse cuenta de ello, hay que conocerlas muy bien… y eso no es nada fácil). Pero si le decimos que es lo que transmite es ambiguo, pueden pasar que sea lo que pretende el autor, o bien por desconocimiento ha plasmado esas sensación…

Y si además de comentar el mensaje en base a sensaciones, le decimos el porque la vemos mal sumando información técnica sobre la composición, seguro que lo haremos reflexionar mucho más (pero conociendolas, no el me han dicho) … de paso nos ayudará a entender mejor, o como mínimo, nos ayudará a saber si realmente conocemos las reglas de composición o solo nos limitamos a citarlas y nada más, sin conocerlas profundamente, no ayudan esos comentarios a nadie.

Lo que no deben hacer nunca las reglas es ahogar o limitar nuestra forma de ver el mundo y como lo plasmamos en nuestras fotografías, ya que eso es lo que nos hace realmente únicos, y el resto es pura imitación forzada por seguir las reglas de forma estricta y casi mecánica.

Cuando hablamos de desnudo o de fotografía artística, o incluso obra de autor, no tiene mucho sentido regirnos por ellas y menos dejarnos seducir por su simplicidad aparente, sino utilizarlas o no, para romper o reforzar un mensaje… ahí es donde reside la diferencia entre mera fotografía y arte fotográfico.

Me temo que darle caña a los que empiezan sobre las reglas de composición de forma machacona sin explicar el por qué existen o como en su caso ha variado el mensaje o las sensaciones que transmite, es absolutamente contraproducente, ya que creamos fotógrafos autómatas dirigidos por reglas y que solo se ven capaces de valorar fotos en base a las mismas y por lo tanto están poco dispuestos a crear libremente o incluso a verse libres para interpretar lo que intentan expresar otros con sus fotografías… vamos que solo ven reglas, con lo que se vuelven críticos por rebote (repiten lo que les han dicho sobre sus fotografías, sin tener muy claro el porque existen esas reglas)…

Rompamos esa dinámica de comentarios simplones sobre las reglas o centrados en aspectos técnicos, salvo que el autor lo pida específicamente porque reconoce no conocerlas, seguro que todos salimos beneficiados.

Lo único que pretendo con todo esto es que veáis las fotos sin pensar que sois fotógrafos, seguro que os resultará mucho más sencillo y enriquecedor ver cómo otros ven el mundo a través de sus cámaras y seguro que si se dejan llevar, no lo verán todos igual.

Y como ya dijo antes alguien: “No puedo darte la clave del éxito en fotografía, pero si la del fracaso, y no es otra que intentar que le gusten a todos tus fotografías”.

Volver

Un comentario en “Cómo se comentan las fotografías

Deja un comentario