¿Qué son los PPP de las imágenes?

Volver

Son puntos por pulgada, (ppp) del inglés dots per inch (DPI) es una unidad de medida para resoluciones de salida, concretamente, el número de puntos individuales que una impresora puede producir en un espacio lineal de una pulgada. Lo mismo que en pantalla son píxeles, pero hay una diferencia, en las pantallas los píxeles son más grandes o más pequeños dependiendo de la resolución de la misma, del tamaño físico de la pantalla y de la distancia física entre los píxeles (no están enganchados uno al otro) y por lo tanto, las pantallas tienen una resolución, en cuanto a ppp, que está entre los 72 y los 96. La distancia entre los dos puntos consecutivos de la pantalla está entre 0,26 o 0,28 milímetros… (y es el dot pitch) – OJO esto era con los monitores antiguos CRT y LCD, actualmente la distancia entre puntos es menor.

En las impresoras los ppp, son una medida estándar y no tienen separación entre puntos, independientemente como de grande sea el papel. Así que solo es una cuestión práctica y así establecer un tamaño fijo de la imagen para ser impresa a una determinada resolución en ppp.

Ejemplo:

Una imagen de 3072 x 2040 pixeles, a 300 ppp su tamaño es de 10,24 x 6,8 pulgadas
3072/300 = 10,24 pulgadas (26,01 cm)
2040/300 = 6,8 pulgadas (17,27cm)

Ese sería el tamaño de impresión con calidad fotográfica. Para que veas de qué dimensiones del punto: Si una pulgada son 2,54 cm. y decimos que caben en esa distancia 300 puntos, entonces en cada milímetro caben 11,8 puntos (en una pantalla de ordenador aproximadamente serian 3,78 puntos por milímetro a 96 ppp).

Si aplicas lo anterior, te darás cuenta de cuánto se puede ampliar un punto hasta que este sea visible (efecto pixelado). Se considera que 300 ppp es calidad fotográfica, pero podemos obtener buenísimas fotos con 150 ppp (52,01 x 34,54 cm). Tengo unas cuantas impresas a 45×30 (más o menos 173 ppp) y no distinguirías la diferencia con otra de más resolución. En resumen, puedes imprimir tus fotos hasta 150 ppp. sin problemas.

Los ppp que aparecen en el EXIF son solamente informativos , pero es lo que miran para determinar si la calidad es adecuada (pero no lo determina, aunque si su tamaño impreso y por eso lo piden en revistas). Cuando conviertas tus RAW a JPEG, TIFF, asegura decirle al programa que quieres informar en el EXIF de tus fotos a 300 ppp, así no tendrás problemas, ni con las impresiones ni con las revistas o concursos que exigen una calidad concreta.

La profundidad color es cosa de la conversión del RAW que hacen los programas de edición y nada tiene que ver con lo anterior ya que se refiere a la información lumínica concreta por cada pixel… Si decíamos que los CCD’s de una Reflex tiene 12-14bits, si convertimos a 8bits perdemos información de cada pixel. Cuando el procesador de la cámara transforma la imagen del CCD (RAW) a JPEG hace un cálculo para evitar una pérdida apreciable utilizando un algoritmo, pero inevitablemente se pierde información de cada punto. ¿Cómo lo hace para que no se note?… muy simple… haciendo una transformación discreta de coseno. ¿Por qué no se nota?, muy simple: el ojo es bastante bueno viendo pequeños cambios de brillo en una imagen cuando es grande, pero no cuando cambias brillos rápidamente en pequeñas áreas, esto permite eliminar las altas frecuencias, sin perder excesiva calidad visual.

Las tiendas de revelado que tienen foto impresoras para digital, solamente soportan 8 bits porque es más barato y la mayor parte de los usuarios son de compactas y solamente disparan en JPEG que son de 8 bits. Y otras, porque lo envían por Internet al laboratorio (y enviar un TIFF de 16 bits es un buen rato conectado, con lo que no es práctico).

La resolución de 300 ppp es la que se considera calidad fotográfica, aunque realmente son 254 ppp.

Volver

Deja un comentario