Profundidad de Campo y Enfoque

Volver

Cuando estamos realizando fotografías de retrato hay que tener muy presente como enfocamos y como afecta la profundidad de campo. Empezaremos con la Profundidad de campo ya que es fundamental para obtener un enfoque nítido en cualquier situación.

Profundidad de Campo

Como ya sabemos la profundidad de campo tiene 3 actores:

Apertura – Cuanto más abierto este el diafragma menos profundidad de campo a igual focal y distancia del sujeto.
Focal – Cuanto mayor sea la focal menor profundidad de campo a igual apertura y distancia del sujeto.
Distancia al sujeto – Cuanto menor sea la distancia al sujeto menor profundidad de campo a igual apertura y focal.

Si usamos una focal de 100mm, con una apertura de f8 y a una distancia del modelo de 2 metros, tenemos con una cámara con factor de recorte 1.6x lo que obtendremos una profundidad de campo de 11,6cm. Si la cámara cuenta con un sensor Full Frame (35mm) la profundidad de campo será de 18,3cm.

En este caso, el 49% de los 11,6cm antes del punto de enfoque quedarán enfocados y el 51% después del punto de enfoque también. En definitiva, la profundidad de campo no empieza en el punto de enfoque, así que solo contaremos con 5,9cm de zona enfocada por detrás del punto de enfoque.

El cálculo de la profundidad de campo no es lineal, si hablamos solo de distancia al sujeto, así que con 200mm no tenemos la mitad de la profundidad de campo, por ejemplo tendremos 2,74cm y 4,32cm (dependiendo del factor de recorte). De los 2,74cm, antes del punto de enfoque quedaran enfocados 1,36cm y después del punto de enfoque contaremos con 1,38cm.

Estas distancias son lo que se considera área de enfoque aceptable. Fórmula para el cálculo de la Profundidad de Campo (las unidades deben ser las mismas:

 

Círculo de Confusión: Es el punto más pequeño que es posible distinguir sobre un sensor o sobre el negativo.

Full Frame – 35mm = 0,03 mm
APS-H (1.3x) = 0,023 mm
APS-C (1.6x) = 0,019 mm

El ojo permite ver en una resolución de 5 pares de líneas por milímetro a una distancia de 25cm, así que solo es capaz de ver un punto mayor 0,2mm.

El Enfoque

La postura es fundamental para obtener un enfoque preciso que nos aporte la máxima nitidez, en estudio. Con modelos hay que tener muy presente que el movimiento ligero del modelo puede hacer que nuestro enfoque sea impreciso, al margen del hecho de enfocar, también deberemos tener en cuenta la profundidad de campo, ya que nos podemos encontrar que al reencuadrar una fotografía (usado el punto de enfoque central), tengamos un desfase o descuadre que nos provoque un foco blando. Esto nos pasara si al reencuadrar hemos variado la distancia al motivo, solo por el hecho de inclinar la cámara.

 

Para solucionarlo tenemos una técnica muy sencilla para compensar el desplazamiento.

Para asegurar la postura correcta, al desplazar el punto de enfoque central debemos hacerlo apoyando la parte superior de la cámara a la frente y desplazar el cuerpo de la cámara desde la base hasta el enfoque que queremos, entonces pulsamos el disparador hasta la mitad para obtener el enfoque.

Al reencuadrar, debemos evitar que la cámara se mueva de la frente sujetándola firmemente por el grip. Para recuperar al encuadre original, compensaremos desviación que hemos provocado al enfocar haciendo un ligero juego de muñeca o empujando desde la base de la cámara hacia la barbilla, hasta que tengamos el encuadre original (1). Y disparamos.

El error más común es recuperar la posición desplazando de igual forma la parte superior que la inferior (2). Con lo que hemos variado la distancia y obtendremos un foco blando.

Volver

Deja un comentario