Iluminación – Mariposa o Paramount

Volver

La iluminación Mariposa da carácter al retrato, también se llama Paramount, por que se solía utilizar en los retratos de estrellas del cine de esos estudios para los carteles promocionales de las películas… Se utiliza mucho en hombres, aunque es delicado en algunos casos… lo explico más adelante.

Iluminación Mariposa o ParamountEsquema Iluminación Mariposa o Paramount
Imprime mucho carácter y se distingue con facilidad por la sombra en forma de mariposa bajo la nariz (la que proyecta)… Es especialmente interesante en Blanco y Negro. La sombra proyectada, mejor que sea simétrica o la fotografía pierde fuerza, con lo que la fuente de luz debe estar alineada a la cara y el modelo tener la mirada al frente… luego la sombra debe llegar casi al labio superior pero sin tocarlo o lo rompería, creando una imagen demasiado dura y confusa.

Para conseguirlo pondremos la fuente de luz picada, en un ángulo de unos 45º o inferior… (Nos guiaremos por la luz de modelado).

En el ejemplo he utilizado una Softbox pequeña, de 40x40cm, que para mujeres resulta mucho más atractiva, pero pensad que las sombras son más suaves, que es una ventaja, si excedemos la altura del flash, ya que si con ello provocamos sombras en los ojos, estas no serán muy evidentes (duras). Pero cuidado, si las sombras son demasiado suaves (softbox con doble tela difusora) y la fuente está demasiado lejos, tendremos unas sombras muy diluidas (largas) y más que una sombra parecerá suciedad…

Si queremos unas sombras más duras utilizaremos una fuente (flash, por ejemplo) sin difusor o softbox, pero ojo si está muy cerca, ya que sería una fuente de luz muy puntual y por lo tanto la caída de luz sería muy pronunciada (Ley Inversa del Cuadrado), con lo que tendríamos una diferencia de luz entre la frente y la barbilla demasiado evidente… Ni demasiado lejos, o la sombra será muy larga y romperá el labio superior.

Es muy importante que la cámara esté en la mitad del encuadre, ya que si está por encima (picado) destacaría en exceso la frente y si está por debajo (contrapicado) destacaremos en exceso las sombras, la mandíbula y las fosas nasales. También debemos evitar estar muy cerca del modelo y por lo tanto evitar usar focales cortas para planos medios, ya que la perspectiva nos jugará malas pasadas, sobre todo si el modelo tiene una cara particularmente redonda (la exageraríamos)… así que lo ideal para mantener la distancia es usar una focal media, unos 100mm.

Para mujeres:

En las mujeres realza las facciones de la cara, pero debemos evitar la luz dura o tendremos demasiada textura en la piel. Da forma de los ojos, textura a los labios y los pómulos, ya que proyecta sombras hacia abajo (ojo con las pestañas postizas o muy largas, ya que proyectan una sombra en los ojos poco favorecedora).

Nota: Es interesante usar una luz de relleno si la piel tiene demasiada textura (imperfecciones muy evidentes) o las pestañas largas proyectan mucha sombra. Lo explico más adelante.

Para hombres:

En los hombres hay que ir con mucho cuidado si la frente es despejada (como en mi caso), ya que recibe más luz y se ve más amplia. Además porque el hueso frontal de los hombres tiene más protuberancia donde están las cejas (en las mujeres es más redondeado y suave), con lo que es más fácil provocar sombras en los ojos, que por un lado esconden los párpados superiores, dando sensación de mirada profunda, pero que pueden llegar a provocar sombras en los ojos si las cejas son muy pobladas… vamos que es una buena iluminación para dar carácter, pero no para todo el mundo. Pensemos que al ser una luz muy lateral (picada en este caso) en función a la posición del fotógrafo y por lo tanto incrementa la textura, se proyectan todas las arrugas de la piel y cualquier imperfección.

Nota: Para realizarla sin problemas es mejor utilizar raíles de techo, ya que la iluminación está por encima del fotógrafo y los pies de flash son muy molestos, aunque si no tenemos podemos contar con una jirafa o “abrazar” el trípode del flash para conseguir el mismo ángulo, pero seguramente estaremos más cerca.

Variaciones:

Podemos suavizar las sombras de los ojos con otra fuente de luz a modo de relleno… esta fuente debe estar recta a los ojos, concentrada y con por ejemplo con un ratio 1:4, para que solo sume 1/3 de paso en la cara (evitando que se sume en la frente), o bien un ratio 1:8 para que la suma no sea apreciable y solo suavice ligeramente las sombras que pueden aparecer en los ojos. Si lo hacemos lo ideal es que la fuente de luz principal sea dura, y así no desaparecerán las sombras en exceso que restarían fuerza a esta iluminación. Si excedemos el ratio de la luz de relleno (ratio 1:2), perderemos la mayor parte de la sombra que caracteriza esta iluminación.

Otra forma es usar un reflector plata (incrementa el contraste) y colocado justo debajo de la zona que encuadremos, para devolver parte de la luz hacia arriba y eliminar sombras muy duras en el cuello.

Volver

Deja un comentario