67. Cómo comentar una fotografía

Volver

Hola y bienvenidos, un día más, a Aprender Fotografía. Soy Fran Valverde y me acompaña Pere Larrègula, fotógrafo de moda y publicidad y formador. Hoy vamos a hablar de cómo comentar una fotografía y de qué aspectos se deben tener en cuenta

Como siempre, os recordamos que Studio Lightroom es un espacio de alquiler para el fotógrafo aficionado y profesional. Ofrecemos tanto el alquiler del espacio, un estudio de 90m2 bañados por luz natural, cómo alquiler de material fotográfico. Además, ofrecemos cursos y talleres de manera habitual. Os recordamos que usando la palabra “podcast” recibiréis un 20% de descuento en todos los cursos.

Cómo comentar una fotografía

No debemos olvidar que las fotografías cuentan cosas, que deben transmitir. A veces, esto pasa por respetar ciertas reglas, otras veces es necesario transgredir. Sin embargo, a menudo abundan visiones demasiado puristas, que dejan de lado el mensaje para centrarse solo en aspectos puramente técnicos. Es necesario ampliar la visión, intentando entender las intenciones del autor, intentando entender su visión y el mensaje de su imagen.

En general, las fotografías no se comentan de un modo funcionalmente correcto. Es decir, se suelen hacer comentarios poco didácticos que no ayudan a nadie.

El anonimato de las redes

Hay mucha gente que usa el pseudoanonimato de la red para hacer comentarios despectivos a otras personas. Comentarios a menudo superficiales, que no aportan nada a nadie. Actitudes que pueden afectar a la persona criticada, haciendo que desista en su empeño de hacer fotografías.

En el momento de hacer una crítica no podemos saber como reaccionara el autor de la imagen. Hay muchas personas que usa los comentarios negativos, incluso los más destructivos para mejorar. Otras, en cambio, se desaniman con facilidad. Debemos ser conscientes del efecto que pueden tener nuestras palabras.

La superficialidad

Otro de los peligros de Internet es la superficialidad, tanto en los comentarios positivos como en los negativos. En cualquiera de los dos casos la opinión es banal y no aporta nada.

En cambio, si argumentamos porque algo nos gusta o disgusta, esta opinión se vuelve didáctica y útil para el receptor. Sin embargo, es importante tener bien claro una cosa: no debemos opinar sobre aquello que no conocemos.

No hablemos de lo que no sabemos intentando generar una ilusión de conocimiento a través de las redes. En especial, cuando está ilusión puede afectar a otra persona.

En cualquier caso, una crítica banal no beneficia a nadie. Evítalas.

Emociones

Colgar fotos en foros hace ilusión, sobretodo al principio. Si queréis reunir opiniones, os recomendamos pedirlas sobre un aspecto en concreto: preguntad sobre la composición, lo que transmite la imagen… una sola cosa cada vez. Y colgad solo la toma, sin mucha información sobre sus características técnicas.

Pensad que la emoción es la clave. Si lográis que alguien lea el sentimiento que queríais reflejar en una de vuestras imágenes, vais por el buen camino.

El contexto

Las fotografías se deben analizar en su contexto. El mensaje se puede perder si se ve con los ojos de otra cultura o época. También se debe tener en cuenta m a quién va dirigida la fotografía.

Las reglas

En general, los fotógrafos aficionados suelen ser más escuetos en sus comentarios. Son comentarios que nacen de la ilusión de compartir su trabajo y comentar el de otras personas.

El problema empieza cuando la gente sabe más de fotografía, ya que se vuelve más crítica y estática a la hora de juzgar ciertos aspectos. Muchos están más centrados en buscar defectos que en entender la fotografía.

Por ejemplo, pensad en las reglas de composición.

No son, bajo ningún concepto, normas que se tengan que cumplir a rajatabla. A pesar de su nombre, son solo recomendaciones estéticas para transmitir mensajes comunes. Además, están muy ligadas a la cultura, ya que se interpretan de manera distinta alrededor del mundo.

Por ejemplo, la norma dice que siempre se debe dejar aire siguiendo la dirección de la mirada: de esta manera la persona mira hacia delante, hacia el futuro. Sin embargo, cada regla tiene otra contrapuesta. En este caso, se deja aire por detrás si queremos que la persona se muestre retraída.

Más que aprender reglas, lo que te debe guiar es esta búsqueda de lo que deseas transmitir. Procura prescindir de leyendas o pies de foto para explicarlo, úsalas solo para el reporterismo gráfico.

El crítico

El trabajo que hay detrás de una fotografía, el nivel de conocimientos del autor, si esta ha sido fruto de la casualidad… Son cosas que un crítico no puede saber. Lo que si puede hacer es determinar si le gusta o no una fotografía.

Cada fotografía es única, pero a menudo son reproducibles. No hay tantas fotos que por su contexto, situación, medios o otras características sean verdaderamente únicas. Esto es lo que las hace verdaderamente únicas

Plantearos que buscáis al hacer una foto y para quien la hacéis. Esto es lo primero.

Aquí teneis el articulo que realice y en el que se basa el programa de hoy… en el encontrareis las fotografías que menciono.

 

Volver

Deja un comentario