51. Curso de iluminación para fotografía 7 | Flashes generadores y compactos

Volver


Hola y bienvenido, soy Fran Valverde, de Studio Lightroom y como siempre me acompaña Pere Larrègula, fotógrafo de moda y publicidad y formador. Hoy os traemos el programa 51 de Aprender fotografía. Como cada miércoles seguimos con el curso de iluminación, que ya va por la séptima entrega. Hoy os hablaremos de los flashes generadores y compactos, es decir, de flashes de estudio.

Studio Lightroom es un estudio de fotografía dedicado al alquiler de espacio y servicios para el fotógrafo profesional y aficionado. Además, también realizamos cursos y talleres de fotografía para los que os estáis iniciando en el mundo de la imagen. Usando la palabra ‘podcast’ en el cupón de la cesta de la compra tenéis un 20% de descuento en todos ellos.

Flash de estudio: generadores y compactos

  • Flashes compactos, también llamados monolíticos o autónomos. Se caracterizan por tener el generador y la antorcha en la misma unidad. Por una parte esto los hace más pequeños y portables. Por la otra, tienen potencias y números guía menores (no suelen superar los 1.000W). Al mismo tiempo, sus características físicas los hacen poco estables. Es decir, la luz y temperatura que emiten fluctúan más. Esto hace que sean más baratos, aunque hay de diferentes niveles. Son sencillos de utilizar, fáciles de llevar y hay algunos con enchufe y otros con batería.
  • Por el otro lado tenemos a los flashes generadores. Su característica principal es que la antorcha y el generador están unidad con un cable. Acostumbran a tener potencias d’entre 2.400 y 4.800W. Os recordamos que los batíos no indican necesariamente más cantidad de luz, sino nivel de consumo. La construcción del flash y como se ha construido de cara a su vida útil. Existen flashes portátiles de este tipo y, aunque tienen potencias más bajas, en general siempre están entre los 600 y los 1.000W)

Flashes generadores: simétricos o asimétricos

Otra de las diferencias entre estos dos tipos de flash está en que los generadores pueden tener una o más antorchas. Estas pueden funcionar de estas dos maneras:

  • Simétrica: todas las cabezas tienen la misma potencia o juegan con fracciones de ella. El selector del flash indica exactamente cual.
  • Asimétrica: cada cabeza tiene una potencia específica. Así se puede ajustar muchísimo más la ratio, que en los simétricos ya está establecida. También suelen ser más entendibles. La mayoría de flashes generadores en el mercado son digitales y permiten establecer fracciones muy pequeñas. Así nos ajustarnos más a nuestras necesidades. En este tema acostumbran a ser muy lineales y fiables.

Generadores vs Compactos

De entrada, los generadores son más estables que los compactos. Son capaces de mantener la potencia durante más tiempo sin fluctuaciones de potencia. Además, son capaces de aguantar más carga de trabajo. Normalmente suelen tenerlos estudios profesionales o con mucha capacidad de producción.

Decimos que aguantan mucho más porque se calientan menos. Los flashes compactos se calienta mucho, ya que la cabeza y el generador están juntos. Este es uno de los motivos por los cuales hay más fluctuación. Cuanto menor es el precio, mayor es esta variación. En este sentido, los generadores siempre son mejores, aunque hay buenas marcas y modelos de compactos.

Por otra parte, los flashes generadores suelen sobrepasar los 300 de número guía – recordad que en el capitulo del flash de zapata hablábamos de 56 como número guía. También hay trampas a la hora de medirlo y es importante tenerlo en cuenta cuando lo compramos. Se suelen medir en ángulos muy abiertos de 50º, muy superiores a la visión humana (46º), a una distancia de 2m. ¿Por que 2 metros? Porque su potencia es tan grande que, si situamos el fotómetro a un metro, este quedaría sobreexpuesto. Es decir, no podria medir tanta luz.

La velocidad de reciclado

Es la velocidad a la que un flash esta preparado para disparar de nuevo a toda potencia. En general, los flashes de estudio tienen velocidades de reciclado muy rápidas. Los flashes compactos son rápidos, pero los generadores aún lo son más. Esta rapidez de los generadores permite que tengamos la luz siempre disponible, no tenemos que esperar. De este modo evitamos romper el ritmo de las sesiones.

Aunque la diferencia entre la velocidad de reciclado de los tipos de flash no es muy grande (segundos), esta impide hacer ráfagas con los compactos. La potencia más baja de un flash generador, en cambio, permite ráfagas tan rápidas que muchas cámaras no pueden soportarlas.

Las características de un buen flash pueden provocar precios muy elevados. Un buen flash compacto se mueve entre los 1.200 y los 2.000 euros. Un generador puede llegar a los 10.000. La calidad de los elementos que lo componen y un buen cuidado, pero, pueden hacer que duren toda la vida.

Luces de modelado

Los flashes de estudio incorporan una lámpara de modelado. Esta está formada por una bombilla de tungsteno, que tiene otra temperatura de color, aunque en este caso no es importante. Suelen estar entre los 100 y 1000W. Aunque normalmente se regulan en fracciones los más modernos también permiten fracciones de igual potencia. Esta luz sirve, básicamente, para ver donde están las sombras, aunque hay que tener experiencia para interpretarlas. Fundamentalmente, de este modo sabemos donde medir.

Actualmente muchos compactos incorporan softwares de iluminación. Gracias a ello podemos establecer la potencia des del ordenador. Esto resulta muy útil cuando el estudio es muy grande y tenemos que contemplar la luz en cada punto. Nos ahorramos ir cambiando potencias uno por uno. Gracias a los softwares simplificamos mucho el proceso.

Gestión inalámbrica

Hoy en día la mayoría de flashes tienen gestión inalámbrica. Antes se funcionaba con cables sincro y infrarroja, pero ya casi nadie trabaja así. Estos cables complicaban muchísimo el trabajo y además no era instantáneo: los flashes secundarios saltaban al ver la luz del primero. Aunque el cable sincro se sigue incluyendo por si acaso. Fundamentalmente, pero, ahora funcionan con ondas de radio y se sincronizan gracias a un mando. Esto los encarece.

Recomendamos comprar siempre un equipo con radio. En este sentido el fabricante establece un sistema de radio o usa pocket wizard. Normalmente se pueden realizar agrupaciones de flashes, etc… y coordinarlas con el mando.

En general, actualmente los flashes de estudio son más portables que antes. Usan baterías de litio que duran más y cargan más rápido. Incluso hay flashes generadores que permiten combinar el uso de baterías con la corriente.

Cosas que debéis tener en cuenta antes de comprar un flash

  • El anclaje de los modificadores no es universal y los anillos adaptadores no son batatos. Eso provoca que os mantengáis mucho tiempo usando la misma marca, elegidla bien.
  • Comprad un equipo de buena calidad, ya que tendréis que montar y desmontar mucho y se puede romper.
  • Buscad trípodes con bases muy estables y contad siempre con contrapesos (bolsas de arena, tuercas…)

Como siempre, os pedimos que nos valoréis con una reseña de 5 estrellas en iTunes e iVoxx. Gracias por vuestras valoraciones de 5 estrellas que es lo que nos hace crecer en oyentes. Sabemos que los programas del curso de iluminación son especialmente densos. Así que por favor, ¡no dudéis en mandarnos vuestras dudas!

El sábado 26 de noviembre  realizaremos un taller especial de fotografía de bodas en el Hotel Barcelona Golf. Tiene un precio de 169€, con el desayuno y el almuerzo incluidos. Usando la palabra ‘podcast’ en el carrito de la compra dispondréis de un 20% en este y otros talleres que realizamos en Studio Lightroom. 

Volver

Deja un comentario