49. Curso de iluminación para fotografía 6 | Luz Fotográfica

Volver


Luz Fotográfica

Llamamos luz fotográfica a aquella que podemos controlar completamente. Es decir, luz artificial. Por este motivo, el reino de la luz fotográfica es el estudio. En él podemos evitar las interferencias de la luz natural, la cual no podemos moldear totalmente a nuestra voluntad. Una no es mejor ni peor que la otra, simplemente implican una gestión distinta de la situación.

Hay dos tipos diferentes de luz fotográfica, la continua y el flash. La principal diferencia entre ambas es la duración. El flash es un destello, mientras que la luz continua se alarga en el tiempo. Los focos o las lámparas que tenemos en casa son de este segundo tipo.

Luz continua

Tiene la ventaja que en todo momento vemos lo que hay: podemos exponer directamente con la cámara, sin necesitar un fotómetro. Por otro lado, presenta diferentes desventajas:

  • Ilumina poco y consume muchísima electricidad. Su potencia esta condicionada por la potencia de luz que tengo contratada.
  • Suelen fliquear. Es decir, sufren bajadas de luz y color a causa de los altibajos en la potencia eléctrica. Por este motivo, es normal montar unidades con tres lámparas a la vez: cuando sube una, otra baja y se van igualando… de no hacerlo así, al hacer una serie de fotos, veremos que hay variaciones en la luz.

Flash

Por otra parte tenemos el flash que es mucho más estable y ofrece más potencia. Como es un destello no sufre estas subidas y bajadas de potencia. De hecho, es más rápido que nuestra obturación. Gracias a su naturaleza incluso podemos capturar el movimiento (freeze motion). Con luz natural esto es muy difícil de conseguir, ya que necesitaríamos muchísima.

La gran desventaja del flash es el hecho de no poder ver como quedará la escena. Podemos aproximarnos al resultado con la luz de modelado, una bombilla que llevan todas las unidades de flash de estudio. El flash de zapata no, pero pulsando el botón de la profundidad de campo lanzaremos una luz que parecerá continua aunque no lo sea. Así podemos saber dónde están las sombras. Por otra parte, nuestra cámara es incapaz de medir una luz tan rápida así que es necesario un fotómetro o el flashimetro.

En cine, no se ilumina del mismo modo. Fundamentalmente, para espacios abiertos se usan cañones de luz que necesitan muchísima potencia. Para interiores, en cambio, cada vez se usa más led. Pensad que en cine, cuando estamos trabajando a X número de frames por segundo captar que uno está movido es casi imposible, no somos conscientes de ello. Por eso es tan difícil obtener fotogramas por separado. En general, hay una persona que se dedica a hacer fotos mientras se graba. Estas pueden servir para publicidad o de referencia al director de fotografía.

Qué se suele utilizar más?

En general el flash, ya que es mucho más versátil y porque existe una gran cantidad de modificadores de luz. En cambio, el número de modificadores de las luces de tungsteno es menor, son más caros y se fabrican menos.

La bajada de los precios del led, a la vez que aumentaba su potencia, ha mejorado su popularidad. Aún así, siguen teniendo poca potencia. Además como no van montados en unidades similares a los flash, necesitamos modificadores diferentes. Ahora mismo no hay mercado real para ellos, así que no están llegando tanto al estudio. Se usan sobretodo en videoclips y bodegones muy simples.

En número guía

El número guía es la manera de medir la potencia del flash. Por ejemplo, imaginad que os habéis comprado un flash con el número guía 56. Si lo ponéis a plena potencia en manual 1:1 y medís a 1 metro con la focal más cerrada — normalmente 105 mm —debería darme una abertura f/56. O lo que es lo mismo, con f/1 esa luz llegaría a 56m. Siempre se mide a ISO 100 y a plena potencia (luego es ley inversa del cuadrado, dos pasos menos por cada reducción de la mitad).

Esto es la realidad? En los flash de zapata normalmente no.

Cuando medimos la potencia de un flash se debe hacer des de la linea del sensor, no la cabeza del flash. Si cogéis vuestro flash de zapata y hacéis la prueba veréis que no llega lo que esta indicado. En el tema de la medición del flash pueden haber diferentes trampas, así que tenedlo en cuenta.

Qué abertura pongo si la gente esta a n metros? si el número guía es 56 y tengo a las personas a 8 metros, 56/8 = 7,1 de abertura. Otra circunstancia, sé el número guía y se que quiero una abertura concreta. Si divido el número guía por la abertura, nos da la distancia a la que debemos poner el motivo. Recordad que hablamos siempre teniendo en cuenta que el flash está a plena potencia. Para cambiar esta variable sólo debéis pensar que cada fracción se divide por la mitad (1:2 es la mitad de potencia que 1:1).

Por otra parte, si cambio el Fresnel de mi flash de zapata, el número guía cae. Si vario el ángulo de 105mm a 24mm, por ejemplo, en vez de tener 56 de número guía tendré 12 o 10. Como la luz se abre más, cae más rápido.  El Fresnel no es equivalente al objetivo, pero suelen trabajar a la par. El zoom tiene dos posiciones, manual (yo digo que posición de zoom pongo en mi flash) y otra automática (depende de la focal que escoja el flash se abre o se cierra). El problema puede estar al poner al poner el zoom en automático y el flash en manual, ya que va ser difícil calcular la distancia . En estos casos, recomendamos poner al flash una focal más abierta de la que vamos a usar. Así solo jugamos con la potencia y los cálculos que hemos enseñado.

Números guía de diferentes flashs

Cada vez los flash son más potentes y dan más luz.

Cámara compacta: 6 – 10

Cámara réflex con flash: 10 – 15

Flash de zapata: 15 – 60

Velocidad de sincronización

Existen dos tipos de obturación que nos afectan en la velocidad de sincronización:

Circular o central: está en las cámaras de gran o medio formato y normalmente se sitúa en el objetivo.El obturador está formado por una serie de láminas que se abren de forma radial, permitiendo velocidades de sincronización mayores. Su mayor inconveniente es no poder obtener velocidades de obturación muy altas.

De plano focal o cortinilla: están en las cámaras de 35mm. Está formado por una serie de laminas muy finas que se desplazan hacia arriba o abajo. Primero sube la primera cortinilla y después la segunda. Así obtenemos sincronizaciones muy altas pero limita la sincronización del flash. Tienen tendencia a desgastarse con el tiempo, cosa que notamos, sobretodo, en las obturaciones más largas.

Pero que es la sincronización del flash? Es el limite que hay entre que se abre la primera cortinilla y no empieza a subir la segunda. Es decir, la velocidad máxima a la que tenemos el fotograma expuesto del todo. Normalmente, esta velocidad está entre los 60 y los 250”, pero depende de la cámara. Hay algunas que incluso llegan a los 420”.

Sincronización del flash en primera o segunda cortinilla

La diferencia entre ambas es especialmente notables en obturaciones largas. Os recordamos que practiquéis con objetos en movimiento.

A primera cortinilla: el flash salta cuando la primera cortinilla está abierta del todo.

A segunda: el flash salta antes que se empiece cerrar la segunda cortinilla.

El ejemplo más típico para ilustrar esto es el de un coche con las luces abiertas. A primera cortinilla primero congelamos el movimiento y luego las luces. Es decir, las luces van hacia atrás, en sentido contrario al coche. A segunda cortinilla es al revés y las luces van en la misma dirección que el coche.

Como siempre, os pedimos que nos valoréis positivamente en iTunes i iVoxx. Vuestro feedback es lo que nos hace crecer.

Dejadnos todas vuestras preguntas en los comentarios! Hasta la próxima edición de Aprender fotografía!

Volver

Deja un comentario