47. Curso de iluminación para fotografía 5 | Luz natural

Volver


La luz natural

¿Qué es la luz natural? Partimos de la idea de que el Sol es una fuente radiante que para nosotros es puntual. A pesar de esto, tiene la característica de no tener caída, ya que está demasiado lejos. Esta es una de sus principales particularidades. Otra ventaja es su estabilidad. Es decir, no fluctúa, no sufre cambios radicales. El problema, pero, es que no la podemos controlar.

No hay luz mejor que el Sol. Con la aparición del digital y las opciones de post-producción se esta perdiendo la costumbre de esperar. Mayoritariamente, partimos de la idea de que si la luz no queda bien la arreglaremos después. Pero hay un momento adecuado para tomar las fotos. Si no lo esperamos, perderemos los matices que nos ofrece la luz natural y a los que podemos sacar mucho partido.

Los tonos de la luz, pero, cambian según la hora del día. La situación climatológica también influye.Por ejemplo, tenemos un día de Sol, sin nubes y con humedad relativa o media. En estas condiciones no hay nada que filtre la luz y la haga  más difusa, así que decimos que es dura. Esto implica que las sombras son más oscuras. En un día nuboso, en cambio, el contraste de las sombras es más suave.

Luz día vs luz diurna

No es lo mismo luz diurna que luz día. La luz diurna es la suma de las diferentes situaciones de luz que se producen durante el día. En cambio, al decir luz día nos referimos a una situación concreta del día: la luz que tenemos asociada sin ningún impedimento atmosférico y que sufre variaciones de tono y temperatura durante el día.

La luz día responde a unas circunstancias específicas que corresponden a una norma medida: 12 del mediodía en verano, Washington D.C. , unos 5.400-5.500 Kelvins. La temperatura de color, pero, depende del ángulo de incidencia del Sol y hay variaciones según el hemisferio y la parte del hemisferio donde se mida. Es decir, no hay la misma temperatura de color en Barcelona que en Washington. A parte, denominamos luz del Sol aquella que viene directamente de él. Además, tenemos que añadirle la que rebotan o filtran las nubes (si hay).

Corrección de la temperatura

Estáis haciendo fotos en un día con muchas nubes. En esta situación, si usamos la misma temperatura de color que en un día soleado, nos saldrán las imágenes azuladas. Una opción que tenemos es corregir la temperatura, filtrándola hacia un tono rojo. Es vital tener en cuanta estos aspectos para conseguir las imágenes que queremos.

Pero esto no quiere decir que siempre debamos corregir del mismo modo. Si usamos el mismo criterio que en el caso anterior para una puesta de Sol perderemos todos sus tonos característicos. Veremos la imagen como si fuera el mediodía.

Durante el día

Mañana

La luz de la mañana es una de las mejores para trabajar, ya que tiene muchos matices. Pero también tiene inconvenientes. Como el sol está muy bajo, entra con mucha facilidad  dentro del objetivo, causando halos. Llamamos flare a este efecto. Otro problema es la facilidad con la que se pierde el contraste, ya que el sol esta muy bajo. Usar un objetivo con zoom suaviza el contraste y aumenta el flare, una focal fija hace lo contrario.

Mediodía

La luz del mediodía es la más difícil de tratar, porque el Sol esta más alto y proyecta  sombras muy oscuras en los ojos y debajo del cuello, por ejemplo. En verano esto es más exagerado ya que el Sol aún esta más alto. Para suavizar la dureza de la luz, se acostumbran a usar difusores enormes y se ilumina el motivo como si fuese una luz de relleno,  ya que el fondo tiene más luz. Por otra parte, en verano la luz es mucho más limpia.

La luz del mediodía  no es la misma durante todo el año. En verano es muy alta, pero en invierno muy baja. La brújula solar bien calibrada nos dice en cada época del año en que ángulo esta el Sol en cada momento. Se utiliza mucho en  fotografía de arquitectura. No tenemos que olvidar que estas variaciones existen y se deben tener en cuenta.

Noche

Cuando anochece tenemos la situación inversa que al amanecer: pasamos del dorado al azul.  Si corregimos la luz con la misma intención que el resto del día perderíamos estos matices.

Notas finales

Os recomendamos que juguéis con las posibilidades que os brinda la cámara, como el desplazamiento de la temperatura de color. También es buena idea hacer pruebas en postproceso. Pero interiorizad los resultados.

  • Si tenéis una persona en primer plano y queréis que quede bien, la solución son los geles. La luz de flash nos va a dar siempre una temperatura fija y así la adaptamos.
  • Durante el amanecer hay más matices que al anochecer. No son iguales.
  • El otoño es la mejor época para fotografiar atardeceres porque las nubes son menos densas.
  • La humedad relativa hace que la calidad de la luz sea más baja.
  • En montaña las luces son duras, en cualquier época, porque no hay nada debajo.
  • En general, los mejores sitios para hacer fotos están cerca del agua. Allí las condiciones de la luz diurna son mejores.
  • La focal puede afectar al tono de la fotografía. Con ángulos más abiertos captamos más luz reflejada del suelo. La luz que refleja el motivo es siempre la misma, pero captamos más o menos luz ambiente.
  • No debemos romper la luz. La ventaja del Sol es que nos fa una gran variabilidad para jugar. No siempre lo más interesante es buscar el blanco.

Como siempre, os pedimos que si os gusta el contenido del programa nos califiquéis con cinco estrellas en iTunes y un ‘Me gusta’ y un comentario en Ivoox. Dejadnos todas vuestras preguntas en los comentarios! Hasta la próxima edición de Aprender fotografía! Esperamos que sepáis un poco más sobre la luz natural!

Volver

Deja un comentario