30. Diferencias entre flashes compactos y generadores de estudio

Volver


Hola, soy Fran Valverde, de Studio Lightroom y como siempre a mi lado tengo a Pere Larrègula. Podéis contactarnos en info@studiolightroom.es.

Os dejamos el link para ver nuestros Talleres de fotografía.

Recordad que tenéis un 20 % de descuento en nuestros talleres utilizando la palabra “podcast” en el cupón una vez estáis en la cesta de la compra.

CONTENIDO DEL PROGRAMA

Hoy os hablamos de las diferencias entre flashes compactos y generadores de estudio

Sus ventajas y desventajas

Precios de los dos tipos de flashes

 

Se acaba el verano, y con él los podcast cortos que veníamos haciendo.

Esperamos que hayáis pasado unas buenas vacaciones, el que las haya tenido, y los que no, pues que las tengáis pronto.
Volvemos a la carga con nuestros programas, y serán un poquito más largos que antes.

Nuestra intención es no pasar de 30 minutos. Tampoco queremos que los programas sean muy, muy densos, y que luego no podamos disfrutar de un ratito de charla, de fotografía. Como siempre, la intención es que aportemos algo en los programas, y que nos deis vuestra opinión…

Hoy queríamos empezar agradeciéndoos muchísimo todos los comentarios recibidos. Los hemos intentado contestar a través de Ivoox directamente, que es donde tenemos más comentarios, dudas, etc.

Están contestadas allí por escrito.

Cualquier pregunta que nos hagáis a partir de ahora la contestaremos en directo a través del programa. Y si no ha quedado algo claro, insistir, ¿eh?

Otra cosa, no nos importa hacer programas especiales, había un par de cositas que nos quedan pendientes, que en los comentarios decíais “profundizar un poquito más en la fotografía nocturna”, no os preocupéis que haremos varios programas sobre ella.

Recordaos que para fotografía nocturna existe el podcast Fotografía Nocturna, de Mario Rubio, que bueno… que ahí es especial, que directamente pues explica todo lo que tendríais que saber. Y vamos, seguramente que lo tocaremos, y no demasiado tarde.

Diferencias entre flashes compactos y generadores de estudio

Entonces, en el programa de hoy queríamos hablaros de las diferencias, o queríamos comentar de las diferencias entre los flashes de estudio. Vale, con lo cual, podemos empezar categorizándolos. Podemos empezar por las categorías o tipos de flashes.

Bueno, vamos a hablar fundamentalmente de dos tipos de flashes. Los flashes compactos y los generadores. ¿Cuáles son, vamos a ver, las mayores diferencias?

Vale, empezando por el principio, ¿en qué se diferencian estos flashes profesionales?

A ver, un generador lo que tiene es, en el mismo aparato, en el mismo tubo, tiene la antorcha, que es donde está la lámpara que hace el destello, y el generador, todo en uno. Es monolítico. Les laman monolíticos o compactos.

Normalmente tienen precios más económicos que los generadores, pero también tienen unas carencias, con respecto a los generadores. Esas diferencias es lo que vamos a ver.

Luego tenemos el generador, que es un aparato que es el que gestiona la cantidad de potencia. Y luego la antorcha va por separado. Tenemos un cable, que va desde el generador hasta la antorcha.

Pero cómo funcionan. O sea, ¿cómo se produce un destello en un flash, sea antorcha o sea compacto? ¿Al final, cómo llega a funcionar?

En la antorcha hay un gas, un gas encerrado. Es como una bombilla de casa. Es exactamente lo mismo. Lo que pasa es que en lugar de existir un alambique que se calienta progresivamente, va cogiendo temperatura, lo hace de golpe y produce un arco voltaico. Entonces, salta de golpe, y estalla el gas. Y esa es la luz del flash. Por eso son tan cortos los destellos.

¿Es la forma más óptima de obtener más potencia con el menor coste posible?

Tiene ventajas e inconvenientes.

La ventaja fundamental es que el destello es muy rápido, y por lo tanto es capaz de congelar cosas, movimientos, cosa que en fotografía es muy importante, porque en una habitación, como es un estudio, no tenemos luz de ambiente.

La luz ambiente que hay en el estudio está muy lejos de la luz que genera el flash, si la usáramos esa para trabajar, sería muy fácil que nos salieran las fotos movidas, y tendríamos que disparar a ISOs altísimos y obturaciones muy bajas. En esta situación es lo que hace ideal utilizar el flash.

En otros programas hablaremos de las diferencias entre luz continua y luz de flash, porque hay gente que seguramente todavía está pensando en tener un equipo: “¿Qué equipo me compro, si me compro luz continua, me compro flash? Y allí quizá podamos hacer el ejercicio.”

Esto es interesante hoy en día por el tema de las luces LED y todo eso, donde hay una ventaja bastante importante…

Hay ventajas. Pero en fotografía, pocas todavía. ¿Por qué?… Por la cantidad de luz.

Volviendo al tema de los flashes, las diferencias fundamentales que os vais a encontrar entre los flashes compactos y los generadores, aparte del precio, que es más que evidente… Podemos estar hablando de que un flash compacto os puede costar entre 500 y 2.000 euros, más o menos, porque hay de muchos precios, y un generador pues suele estar de los 2.000 euros para arriba, y en algunos casos, solo el generador, o sea, luego aparte las antorchas, que esa es otra, ¿no? La diferencia fundamental es la capacidad de reciclado. O sea, cuánto tarda en dar el siguiente destello.

Los flashes compactos suelen tener una duración entre destello de un segundo, un segundo y medio. Incluso más. Cosa que con los generadores no pasa. Suele haber una velocidad de reciclado muy rápida. Estamos hablando de 0,2 segundos. 0,1 segundos. 0,8, a mayores potencias. O sea, hay una diferencia muy sustancial.

Luego, la potencia lineal. O sea, cuánta potencia es capaz de dar, ¿no? Normalmente, los equipos compactos suelen ser [de] hasta 1000 vatios. Es lo que más sueles encontrar. 1000, 1200… En los generadores de estudio, puedes estar entre 1200, 2400 o 4800… Hay de todo tipo.

Bueno, otra de las diferencias que decía es esta: la parte del precio, el tiempo del reciclado, y luego, la siguiente, es la duración del destello. O sea, cuál es la obturación que tiene el destello. Porque en estudio, cuando hacemos fotografías con flash, la obturación que yo ponga en la cámara es absolutamente para sincronización. No sirve para nada más. Lo que cuenta es la duración de la luz; cuánto rato está la luz.

Entonces, en un flash de estudio compacto, suele estar entre 1:500 de segundo y 1:1200. Hay algunos que llegan a 1600, pero no suelen llegar a 2000.

La duración de la luz, del destello, te lo marca la potencia del flash. No te lo marca la velocidad de la cámara, jamás.

El fabricante de las cámaras suele poner velocidades de sincronización, que se le llaman, que suelen ser 1:200, 1:250.

¿Por qué se trabaja por debajo de esas sincronizaciones? Para que no haya ningún delay, porque los obturadores comienzan a quedar elásticos con el tiempo y ya no son tan eficaces. Lo que evitamos con estas velocidades es que veamos la segunda cortinilla subir.

Los principiantes en fotografía no acaban de entender cómo es posible que con una velocidad de 1:60 pueda congelar un movimiento. Y es porque el flash está yendo mucho más rápido. El destello es muy corto en el tiempo, y es el que marca la obturación.

Además, os pongo un ejemplo muy sencillo, que podéis hacer en casa con un flash de zapata. Ponéis el flash de zapata, para que ilumine a dos metros, por ejemplo, en una habitación en la que no haya luz, o haya una luz ambiente muy baja. Hacer una foto a una velocidad de 1/125 y hacer una foto a 1/60 y una a 1/200. Y las tres serán la misma foto. Absolutamente idénticas. No habrá diferencia, porque no hay luz de ambiente. Entonces allí os daréis cuenta de que en toda la duración de lo que es la obturación, que es igual 1/200. Imaginaros una línea, pues como si tuviéramos 20 centímetros, ¿vale?

La duración del destello, cuando estamos trabajando con un flash que da 1:1600, por ejemplo, es un puntito pequeño de esa línea. O sea, no es toda la obturación. La obturación se ha abierto más tiempo del que realmente hay luz. Por eso podemos congelar.

En los talleres de iluminación, te das cuenta de que la gente cree que no va a congelar un movimiento, o un salto. Pero no. No es así. De hecho, los generadores antiguos, los flashes más antiguos, solían sincronizar a 1/60. Disparar por encima de 1/60 no tenía ningún sentido.

Volvamos al tema.

Como decíamos, es la velocidad de obturación, o velocidad de sincronización. O sea, cuánto tiempo está el destello del flash. Los flashes, en los generadores, eso cambia radicalmente. Te vas a encontrar generadores que la más baja que tienen es ese 1/1600. Pero que probablemente, por ejemplo el Pro-8a, que antes comentábamos, llegaba a 1/12000. Es una barbaridad. O sea, podemos congelar cosas que pasen muy rápido. Pensar que un Fórmula 1 pasando por delante, puedes congelarlo con 1:2000. O sea, es bastante extremo. Y dentro de un estudio, en el que no tenemos luz de ambiente, podríamos congelar cualquier cosa. El ejemplo de un globo explotando o cosas de esas.

Podemos congelar prácticamente casi todo a una velocidad de 1/2000.

Hay muchas más diferencias, una es el precio, otra es la duración del destello, pero la siguiente es la estabilidad. Por ejemplo, un flash compacto suele fluctuar entre un destello y otro. No son exactamente iguales en un flash compacto, entre el primer destello que tú lanzas y el siguiente. O sea, puede haber pequeñas variaciones. En los flashes más buenos, en los compactos más buenos, esa variación es muy baja. Y estamos hablando de que igual, en 10 fotos, pues hay una variación de un 10% de luz.

Entre destellos, puede haber diferencias de luz. Si coges un flash de zapata, veréis que hay mucha diferencia, aunque lo pongáis en manual.

En un flash compacto hay muchísima diferencia entre cada disparo que hagáis. Esto le ha pasado a mucha gente, cuando intentaba calcular el número guía, a ver si le habían engañado o no con el número guía. Todos han llegado a la conclusión de que sí.

Pero es que es difícil que a un número guía, incluso poniéndole un número 58 de flash de zapata, dure 105, que es en donde hay que medirlo; es en la focal más larga, poniéndolo a un metro, y que el metro sea exacto. Poniéndolo a un metro os dé f/58. O sea, f/58 no os va a dar. Os dará menos. Eso es así. En un flash… En los flashes de estudio eso no suele pasar. O sea, los números de guía se cumplen. Pero además tenéis que tener en cuenta eso, ¿no? Que la diferencia que hay entre destellos es muy pequeña. O sea, podemos hablar en un flash compacto de 10% entre destellos. Pensar que no podemos calibrar en la cámara por debajo de un 33%, porque son los tercios de paso en cámara.

Así que apenas se notará. Esto pasa en un compacto. En un generador, no. Todavía es más difícil. O sea, puede haber una variación de un 10% después de todo un día de trabajo. O sea, imaginaros entre destellos. Entre destellos es absolutamente irrisoria. Allí es donde está la mayor diferencia de precio.

Otra diferencia es que normalmente los flashes compactos requieren menor cantidad de energía, porque su generador es más pequeño. Y entonces, el gas que tienen es, por decirlo de alguna forma, más volátil. Es más fácil que se encienda.

Pero, al mismo tiempo, ¿qué pasa? Pues que también falla más. O sea, no es tan preciso. Y luego el sistema, el circuito que lleva el flash compacto es más pequeño y se puede enfriar peor. Puede ir fluctuando también, porque va incrementando la temperatura del compacto, y cada vez, pues al circuito le cuesta más hacerlo bien, ¿no?

La siguiente diferencia es la fluctuación entre la temperatura de color, o sea, aparte de fluctuar la potencia, que es una de las diferencias fundamentales que encontraréis entre los flashes compactos y los generadores. En los generadores se notará menos, pero en los flashes compactos, buenos o malos, veréis que la fluctuación es menor o mayor, en cuanto a potencia, pero en donde más se nota es en la temperatura del color. O sea, un flash bueno, no debería fluctuar más de 50, entre 20 y 50 kelvins en un día de trabajo. No debería cambiar. Es posible incluso que lo pudierais cuadrar. Muchas de las cámaras que hay en el mercado, no pueden cuadrar 50 kelvins. Van de 100 en 100. Imaginaros una variación de 50 kelvins. Es ridícula. Y cuando hablamos de luz-día, que estamos hablando de 5500 o 5200 kelvins, no se nota en nada. Se nota mucho más cuando las temperaturas son más bajas, ¿no? Esas diferencias de 100 kelvins o 200 kelvins.
Bueno, esa es otra de las cosas. Un compacto fluctúa más. Eso depende también mucho de la marca, ¿eh? Porque hay compactos que te dicen 50 kelvins, que es muy poco, pero los generadores normalmente no. Fluctúan entre 10 y 20 kelvins, pero en todo un día. No en una hora.

O sea, normalmente medimos los compactos en horas y los generadores en día completo. En jornadas, ¿no? Es una de las diferencias fundamentales. Allí lo vais a encontrar muy claro, incluso en gamas de fabricante, no les gusta ponerlo tan claro, pero al final es así.

Otra diferencia: la movilidad. Es más fácil moverlo. Pero también tenemos generadores autónomos, que llevan baterías, que tienes exactamente la misma capacidad que puedes tener con un generador conectado a la corriente, pero con una batería de litio.

¿Cuál es quizá el problema? Bueno, yo creo que la diferencia fundamental te la vas a encontrar en el precio. Porque ni hablar de que te puedes comprar un flash de 1000 vatios por 1500 euros. Un buen generador no va a bajar de 4000 euros. Luego, cada antorcha te va a costar entre 500 y 600 euros, las más baratas, y 1200 a 1400 las más buenas. O sea, las antorchas de 2400 valen 1200, 1400 euros, más el generador. Y el generador, por ejemplo, un Pro-8a, como el que tienes aquí, son entre 8000 y 9000 euros.

En algunos fabricantes sí hay diferencias también entre generadores y compactos, hay fabricantes que tienen anclaje diferente para sus generadores porque sus ventanas tienen que aguantar más temperatura de modelado. Las luces de modelado suelen ser de 500 a 1000 vatios, cosa que los compactos suelen ser de 100 a 250 vatios. En algunos casos, 500. Pero pocos.

Pero en los generadores se suele montar una luz de modelado más potente, porque, como son más potentes, normalmente utilizaremos con ellos modificadores más grandes. Por ejemplo, poner una Giant, que es como un paraguas enorme… Puede medir hasta cuatro metros…, normalmente es 1,80 y de ahí para arriba hasta 3,20. O sea… 3,80, creo que hay, o sea que imagínate. Son muy grandes. Entonces claro, para que yo vea algo, la luz del modelado, necesito una bombilla en el flash que me dé una luz de modelado de al menos 500 vatios, porque si no, no vería nada.

No vería ni llena la ventana o la giant.

Luego, por ejemplo, para que os hagáis una idea, un compacto medio suele… Solemos hablar de que igual, por hora, lo suyo sería estar entre… ¿Qué te diría? 100, 200… 400 como mucho, disparos por hora. Os puede parecer mucho, pero tampoco es tanto.

Depende de cómo sea la sesión, pero además depende… Por ejemplo, si estamos en un estudio, estamos haciendo clase… eso es normal, porque igual tienes dos personas disparando a la vez.

Pues los generadores suelen hacer 1000 disparos por hora. O sea, aguantan 1000 a plena potencia. Un compacto a plena potencia no aguanta esos 500 tampoco, o sea, la diferencia también la vas a encontrar cuando trabajéis a potencias muy altas. Un flash compacto de 1200 vatios va a tener un reciclado de igual dos segundos. O sea, entre fotos, vais a esperar.

Y esa espera es a veces desesperante, porque la modelo sigue haciendo cosas y no puedes disparar.

El tiempo de reciclado del que hablábamos es esto, sumado a que además, los generadores, algunos, nos permiten hacer ráfagas. Por ejemplo, el Pro-8a puede hacer 27 fotos por segundo.

Esto es una barbaridad. O sea, ¿eso qué te permite? Pues coger y poner una modelo que esté moviéndose constantemente y que tú no tengas que esperar entre cada disparo. Es más fácil que se te enganche la cámara, porque se te llena el buffer, que se te pare el flash, ¿no? O sea, todos esos detalles, al final, son los que marcan las diferencias más importantes, pero, un poco para rebobinar, teníamos lo que era la diferencia en cuanto a potencia, a temperatura de color, en cuanto a duración del destello, etcétera, ¿no? Todas esas cosas hay que tenerlas en cuenta.

Luego, hay una cosa que tenéis que pensar cuando vayáis a comprar un flash de estudio. En los flashes de estudio, el número de guía se mide a dos metros. En los flashes de zapata, a un metro. O sea, no comparéis, por ejemplo, la luz que os da un flash de zapata, haciendo strobies, con la que os da un flash de estudio. Si el fabricante de flashes de estudio os da el número guía a un metro, sospechar que no es muy bueno. ¿Vale? Y ya sé que alguno se va a enfadar. Sobre todo algún distribuidor, pero es así. Los grandes fabricantes de flashes, todos lo hacen a dos metros, y con ángulos abiertos. ¿Qué quiere decir? Que ponen el flash prácticamente desnudo. O sea, están iluminando igual 180 grados o están a 150 o 120 grados.

En la zapata usan un ángulo mucho más estrecho. Entonces, la cantidad de luz es mayor de lo que realmente es. O sea que no vayáis por ahí a la hora de compararlo, porque para haceros una idea, un flash de estudio de 500 vatios equivale a más de 10 flashes de zapata uno al lado del otro, disparando a plena potencia. O sea, ojo con eso.

Pensar que comprar un flash es como cuando os compráis una cámara. O sea, tenéis que estar pensando mucho más en el uso que le vais a dar y que un buen flash os va a durar muchos años. Os va a durar más que la cámara. Entonces, a veces esa inversión está más que justificada, si vais a trabajar mucho en estudio. Y si no vas a trabajar mucho en estudio, que ya hablaremos en otro programa, de los flashes autónomos, tanto compactos como generadores, para iros por ahí, y hacer fotos, ya veréis que las diferencias también son muy importantes.

Todos esos pequeños detalles, que no son nada pequeños, como cuánto fluctúan o cuánto tardan en reciclar, pueden parecer poco importantes de entrada, pero cuando tienes que revisar una sesión, e igual tienes 200 fotos delante, y cada una tiene la luz de su padre y su madre, porque cada destello te ha dado la luz que le ha dado la gana, y la temperatura de color que le ha dado la gana, esas fluctuaciones que ya no son tan pequeñas, que hablamos de un tercio, igual, o incluso de medio paso de fluctuación, pues, ostras… te hacen tener que intentar cuadrar foto a foto, y eso a veces es complicado.

Así que os recuerdo el descuento especial, por ser oyentes del podcast, que es de un 20%, y solo tenéis que poner, a la hora de la compra, la palabra “podcast” en el carrito de la compra y veréis que os hacen el descuento directamente, y bueno, estaremos encantados de que asistáis. Además, los viernes empezaremos también, cada 15 días, a hacer nuestro meetup, que la verdad nos parecen maravillosos…
Y recordad que, si os gusta lo que compartimos, para ayudarnos, la mejor ayuda que nos puedes ofrecer son las cinco estrellas en iTunes y un ‘Me gusta’ y un comentario en Ivoox. Nada. Muchas gracias y hasta el próximo programa.

Volver

Deja un comentario