163. Equipo necesario para el revelado de nuestras fotos

Volver


Hola y bienvenidos, un día más, a Aprender Fotografía – el podcast. Soy Fran Valverde y me acompaña Pere Larrègula, fotógrafo de moda y publicidad y formador. El tema que hoy nos ocupa es explicar qué equipo es necesario para el revelado de nuestras fotos, es decir, qué equipo para edición de fotografía necesitamos para trabajar cómodamente y sin problemas.

Nos volvemos a reunir una vez más para grabar el programa. Os anunciamos que estamos planificando varias cosas, por un lado la creación de videos Live semanales a través de Facebook Live o YouTube, o incluso ambas al mismo tiempo. En el que os informaremos de los cursos, novedades…

Para ello, necesitamos que nos mandéis vuestro mail para que os enviemos una encuesta sobre qué día y hora os viene mejor que emitamos, dentro de las posibilidades que os demos. Lo podéis hacer a través de este link.

Nos parece una buena opción para que podáis hacernos las preguntas oportunas sobre las dudas que tengáis.

Y por otro lado, hemos comentado también la posibilidad de grabarnos en vídeo mientras grabamos el Podcast, para que veáis nuestros caretos. Creemos que puede ser divertido.

Antes de entrar en el tema de hoy, os recordamos que tenemos en marcha los cursos online de iniciación a la fotografía digital, de gestión de modelos, de iluminación en estudio básico y de Adobe Lightroom básico. Podéis echarles un vistazo a través de este link.

Qué equipo para edición de fotografía es recomendable

Lo primero que necesitamos saber en cuanto al equipo para edición de fotografía es tener claro qué software vamos a utilizar para editar, si utilizaremos los paquetes de Adobe u otros. En el caso de que nos decantemos por los paquetes de Adobe debemos tener en cuenta qué tarjetas de video soportan hacer edición gráfica y al mismo tiempo Adobe soporte.

No tiene sentido comprarse una tarjeta tremenda pero que luego no la puedes utilizar bien sea porque es más antigua, se ha dejado de usar o porque tiene algún problema. Teniendo que llegar a deshabilitarla. Esto no quiere decir que Photoshop no te vaya a funcionar. Te funcionará pero no llegarás a aprovechar todas las prestaciones, como por ejemplo, el OPENGL.

¿Qué significa OPENGL?

¿Son drivers? Son una serie de librerías que están incluidas en la Room de las tarjetas de video, y no son actualizables.

En Windows puedes actualizar esos drivers, pero tiene limitaciones. Para hacer una actualización completa dependes directamente del fabricante. Se pueden llegar a hacer “trampas”, cosa nada recomendable porque a la larga son problemas ya que se crean errores que provocan acciones como que el programa se quede colgado. En Mac esto es totalmente inviable.

¿Qué características debería de tener un ordenador para trabajar cómodamente con Lightroom y con Photoshop?

1. Memoria

El mínimo en un equipo para edición de fotografía en cuanto a memoria serían unos 4 GB pero no es nada recomendable. Para Lightroom cómo mínimo necesitaríamos 8 GB aunque lo recomendable es el doble, 16 GB.

Y si lo que vamos a hacer es trabajar con los dos, con Lightroom y con Photoshop simultáneamente, nos iríamos al doble, 32 GB.

Es gracioso lo que comentas ya que normalmente trabajamos con muchísimas ventanas abiertas.

Todo depende del flujo de trabajo y del ritmo que llevemos. Se notará principalmente si estamos muy justos de memoria, de procesador o incluso de tarjeta de vídeo y trabajemos con una tableta gráfica, ya que el trazo se puede bloquear, que puede ser mínimo el retraso que lleve, pero no es cómodo trabajar así ya que percibes que le cuesta.

Hay que tener en cuenta que Photoshop intenta ocupar un mínimo de 2/3 de la memoria. Con el resto de memoria debemos de tener la suficiente para el sistema operativo y para Ligthroom si también lo estás utilizando.

Si trabajamos en las últimas versiones de Windows o en las más recientes de Mac, las tareas en segundo plano suelen descargar de memoria una parte. Si tenemos de sobra, no bajará memoria si necesita disco porque hay  suficiente espacio. Lo realmente importante es tener espacio.

Se va a notar en muchos aspectos, como por ejemplo si cargas más de una fotografía en Photoshop a la vez y estás trabajando simultáneamente en ambas, moviéndote de una a la otra. Se notará también la aceleración gráfica en cómo repinte la pantalla, cuando hagas un zoom, por ejemplo.

Por lo que el equipo recomendable para una correcta edición de fotos debería de tener una tarjeta gráfica de como mínimo 2 GB, aunque mucho mejor de 4 u 8 GB. Hoy en día la mayoría son de 4 u 8 GB.

No se necesitan aceleraciones extremas 3D si no haces nada en 3D, y en fotografía no es necesario.

En resumen, lo ideal sería una memoria RAM de 32 GB y una tarjeta gráfica de 4 GB, con estas características no hay programa que se resista. Un equipo para edición de fotos con estas características te daría buenos resultados.

En Mac se nota muchísimo más que en PC el paso de 16 GB a 32 GB. El Swap funciona diferente.

¿Y qué es el Swap?

Es el volcado de zonas de memoria. El sistema operativo es distinto, las gestiones de los drivers son distintos. La memoria también se mapea de forma diferente, por lo que es más fácil que se quede sucia y haya que hacer volcados, limpiezas…

En Mac no tienes control sobre el Swap, en cambio en Window sí. Le puedes indicar que haga un Swaping muy pequeño para evitar que haga acceso a disco. Pero la mejor solución es tener un disco SSD que evitará que se hagan esos delays debidos a la descarga de memoria a disco.

Disco SSD o Flash

Siguiente factor importante para un buen equipo para edición de fotografía es tener un disco SSD o un disco Flash, que no son lo mismo. Un disco Flash es 4 veces más rápido que el disco SSD. Se podría decir que el disco Flash se parece más a la memoria RAM, es memoria sólida pero la configuración es diferente. Estos discos ya están disponibles en el mercado. En las últimas configuraciones de iMac ya están.

Recientemente un amigo y yo compramos un Mac, él lo compró con Flash, yo con SSD, y el resultado es 4 veces más rápido. Un SSD es entre 6 y 8 veces más rápido que un disco de 10.000 revoluciones o 7.200, es decir, un disco rápido.

Por ejemplo, si vais a hacer un video en 2 k, prácticamente cualquier disco lo va a aguantar. Pero si trabajáis en 4K, ya se empieza a notar. Existen incluso herramientas para saber si tu disco puede o no puede soportarlo. Con el SSD iríamos justos. De ahí que apareciese la memoria Flash, ya que para editar video es bastante más interesante.

Tampoco nos haría falta una memoria SSD o Flash enorme. La Flash es un poco más cara. La SSD ha bajado bastante de precio. Para que os hagáis una idea con una SSD podéis tener transferencias de 300 Mb 500 Mb/ seg. y con una Flash se llegaría a un 1 GB.

Hay que intentar evitar los discos híbridos, es decir, que son SSD y disco. Es el propio ordenador el que gestiona el acceso a disco, por lo que no lo recomiendo ya que no tienes control sobre él. Mejor dejar claro que utilizamos el SSD para las aplicaciones o para trabajos con imágenes grandes, por ejemplo cuando estamos en Photoshop las ponemos en ese disco.

2. Tableta gráfica

Por otro lado, si se va a editar, es preferible acostumbrarse a una tableta gráfica. Al principio cuesta mucho pero hay que acostumbrarse. Seguramente que el primer día que cogimos un ratón con nuestra mano tuvimos la misma sensación.

Esto me recuerda a mi madre, ya que le costó entender que el movimiento del ratón correspondía al cursor en la pantalla. En el caso de mi padre fue peor todavía, ya que cogía el ratón al revés porque la cola del ratón está detrás. Le daba la vuelta al ratón dejando los botones hacía abajo.

Hoy en día cualquier tableta gráfica vale para un buen equipo para edición de fotografía, cualquiera podría ir muy bien. Las hay desde 100 € sencillas pero suficientes. Puede que no le saquéis todo su partido en el trabajo con Lightroom pero sí que le sacaréis en el trabajo con Photoshop. Para editar las fotos bien necesitamos que tenga unos 2048 niveles de presión, con esto es suficiente. Yo personalmente he trabajado con esto muchísimo tiempo y el hecho de tener ahora 8000 me parece una exageración.

Si se hace mucho trabajo con Photoshop, es bueno que tengan niveles de inclinación. Solo si se van a hacer este tipo de acciones, si no, yo en mi caso lo desactivo. Tendemos a inclinar el lápiz a la hora de escribir o dibujar por tema de comodidad. La ventaja es que en Photoshop tú puedes indicar qué inclinación vas a utilizar. Esto, aunque pueda parecer algo simple, es importante tenerlo en cuenta a la hora de comprar un equipo para trabajar.

Puertos USB

Lo mismo con los puertos USB. Si pretendemos acoplar una tableta, tendremos que comprobar cuántos puertos USB tiene. Ya que estás consumiendo periféricos.

3. Monitor

Por otro lado, el tema de monitor, este aspecto es importantísimo a la hora de elegir un buen equipo para la edición de fotografía. Los usuarios de Mac lo tienen relativamente más fácil, aunque generalmente siempre tienen que escoger un segundo monitor. Para editar fotografías es importante disponer de dos monitores. Lo ideal sería que ambos fueran del mismo fabricante y modelo, sobre todo por temas de calibración.

Muy importante a la hora de escoger monitor, fijarse en que tengan IPS. Que tengan procesador propio para calibración de color ya que facilita las calibraciones. Esto evitará que tengas que hacer una calibración exhaustiva ya que el monitor no se descalibra con tanta facilidad.

Los iMac de nueva generación, los fabricados a partir del 2015, todos lo tienen. De hecho, si cogéis un Mac nuevo y lo ponéis a calibrar, veréis que no hace absolutamente nada. Compruebas el resultado de la calibración, el antes y el después, y ves que es prácticamente igual.

Por otro lado, hay otros monitores que son muy caros y muy buenos, como por ejemplo los NEC, que dan muy buenas prestaciones. Lo que aporta un buen monitor es la seguridad.

Yo personalmente utilizo como segundo monitor un DELL antiguo, tiene alrededor de 5 o 6 años pero es fantástico.

Una de las cosas que sí hay que vigilar es que hay monitores que son 4k pero son para trabajar en video y no en foto. Hay que tener siempre presente que lo utilizaremos para retocar fotos, por lo tanto, cuanto más se parezca al monitor principal, mejor. O, por el contrario, que no se parezca en nada, como es en mi caso.

En mi caso, utilizo un iMac y el Dell, que tiene un color como más mate, de tal forma que puedo ver más o menos cómo quedará en papel. Y como lo verá la mayoría de la gente. Los colores cambian ligeramente. En cuanto a calibración, solo lo tengo que hacer con el Dell.

Como truco, aunque seguramente muchos ya lo conocéis, con un portátil Apple y la aplicación que se llama Due, la descargamos en un iPad y conectamos el portátil y el iPad y esto te permite trabajar con la pantalla del iPad como si fuera un segundo monitor.

4. El espacio

El espacio es otro aspecto muy importante a la hora de escoger un buen equipo para edición de fotografía, necesitamos espacio no solo para almacenar sino también para seguir trabajando. Hay discos USB3 y USB2, las diferencias son increíbles. Y por otro lado está Thunderbolt, aunque solo para Mac, no existe en PC. Solo está licenciado para Apple. El hecho de estar licenciado permite que, si quieres, te lo pueden hacer a medida. Pero al mismo tiempo, esto repercute en el precio, salen más caros.

El precio de los cables es carísimo. Pero claro, estamos hablando de transferencias de 20 GB, y en Thunderbolt 3 serían de 40 GB. Hay que diferenciar la transferencia Bus y del disco. El USB también está condicionado por la transferencia del cable, de ahí que haya distintas versiones. También es bueno saber cuál es la estrategia de copias que se va a hacer.

En resumen, lo realmente importante para disponer de un buen equipo de edición para fotografía son estos 4 aspectos:

  1. La memoria
  2. La tarjeta de video
  3. El monitor
  4. El disco nativo

Si tengo un ordenador antiguo, ¿qué actualizo antes: la tarjeta gráfica, la RAM o el SSD?

Si dispones de un ordenador antiguo, seguramente que la placa base no soporte una ampliación de memoria, además también depende del tipo de memoria. En Mac lo que más se nota es el SSD principalmente por cómo funciona el sistema. Si en un portátil Mac pones SSD se notará, pero lo que se notará muchísimo más es la memoria. Pasar de 4 a 8 GB es un cambio importante.

¿Y sobre el tema de los i5 e i7 qué nos comentas? Ya llevamos unos cuantos años con estos sistemas operativos…

Se mantiene la arquitectura de cada sistema pero va cambiando ligeramente. Hoy en día cuando vas a comprar un ordenador te tienes que fijar en todos los detalles. Lo que hay que hacer es no sólo fijarse en la velocidad del procesador, si no también cuál es la RAM que lleva, lo rápida que es. Porque puedes tener un procesador muy rápido pero una RAM muy lenta.

Antes era más sencillo elegir un ordenador porque no había tantas opciones. En el caso de Mac no hay opciones, simplemente es la arquitectura que venden y te limitas a ello, no son modificables. Aunque hay que tener en cuenta que el que te compras en la segunda mitad del año, no será el mismo que el que te compres unos meses más tarde, a los 5 meses, por ejemplo. Aunque sea el mismo modelo, tendrá variaciones, tendrá mejoras.

La tarjeta gráfica es importante sobre todo para un fotógrafo. Muy importante también tener en cuenta a qué resolución se va a trabajar con el equipo para la edición de fotografía. Además, hoy en día las tarjetas gráficas tienen unos precios muy asequibles, sobre todo las de 4 GB que son suficiente.

Se comenta mucho sobre la comparación entre Mac y PC pero realmente las diferencias no son tantas. Cuando intentas montarte un PC con lo mejor de lo mejor, el único inconveniente que puedes tener es que el fabricante que escojas actualice los drivers al mismo tiempo que el sistema operativo, si no, te dará importantes problemas. Para actualizar los drivers, NVIDIA o ATI actualizan los drivers muy bien. Aunque hay que tener cuidado ya que no siempre es así. Una actualización del sistema operativo podría afectar a la tarjeta pero Microsoft no tiene por qué actualizar la tarjeta, ya que no es un sistema propietario.

Hace unos cuantos años hice un artículo para la revista Binary donde probé el Windows 311 para grupos de trabajo, y al mismo tiempo probamos también el Windows NT.  Microsoft nos pasó la lista de compatibilidad de hardware. Como monitor sólo podíamos utilizar un NEC. La placa base tenía que ser un modelo concreto. La memoria lo mismo, una determinada. En caso contrario el ordenador no funcionaba correctamente. La lista de compatibilidad era mínima.

Hoy en día las listas de compatibilidad son muy amplias, esto tiene sus ventajas e inconvenientes. El inconveniente es que la estabilidad del sistema depende mucho de cómo vayan todos los componentes igualados. Y por otro lado, de cómo modifiquemos personalmente el sistema. En Windows a veces se pueden tocar demasiadas cosas, como consecuencia, degrada con más facilidad. En Mac no se puede, así que te evitas problemas.

Cuando se pregunta, ¿qué es mejor un Mac o PC en un equipo para edición de fotografía? Si solo te vas a dedicar a editar fotos, mejor un Mac porque no vas a tocar nada y no tienes por qué saber de informática. En cuanto a trabajo, da lo mismo. Aunque cabe mencionar que si alguien prueba un 5K, utilizar otra cosa será muy difícil. Pasó lo mismo con las pantallas de retina en los móviles.

Yo personalmente he sido de PC toda la vida hasta que probé Mac. He tenido formación de PC, los he utilizado toda mi vida, no tengo ninguna queja o manía pero ahora la única vez que cojo un Windows es el portátil de mis padres y lo odio.

Aunque PC o Mac, da igual, es más una cuestión de gustos.

Bueno, lo dejamos aquí, no nos ha dado tiempo hoy para la sección preguntas pero nos las podéis mandar. Preguntas sobre dudas, compatibilidades, de cosas que nos hayamos dejado en el tintero… Os recomendamos sobre todo que vayáis a la página de Adobe y comprobéis la lista de compatibilidades para hardware tanto para PC como para Mac. Os podéis encontrar con grandes sorpresas en cuanto a precios a la hora de editar. Adobe suele ser bastante estable y se suele decantar más por ATI.

Muchas gracias por escucharnos y por estar ahí. Si os gusta nuestro programa agradeceríamos una reseña de 5 estrellas en iTunes, un comentario, un “me gusta”… ¡Gracias y hasta el próximo programa!


Además, ya tenemos los cursos online en marcha.

Aquí podéis ver el contenido de cada uno por separado:
Curso de iniciación a la fotografía digital
Curso de gestión de modelos
Curso de iluminación en estudio básico
Curso de Adobe Lightroom básico

Como siempre, os recordamos que Studio Lightroom es un espacio de alquiler para el fotógrafo aficionado y profesional. Ofrecemos tanto el alquiler del espacio, un estudio bañado por luz natural, cómo alquiler de material fotográfico.

Os pedimos y agradecemos que nos valoréis con una reseña de 5 estrellas en iTunes e iVoxx.

¡Muchísimas gracias por vuestro feedback! Y no dudéis en escribirnos si tenéis alguna duda o pregunta adicional.

 

También queremos invitarte a nuestros cursos y talleres de fotografía en Barcelona, dirigidos por Pere Larrègula.


Próximos Talleres

Taller Básico de Iluminación en Estudio

Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Iluminación con Flash de Zapata

Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Retrato de Carácter


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
Fecha: Próximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Desnudo Artístico


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Fotografía Boudoir


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Fotografía FREEZE MOTION


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Fotografía de Bodegón


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller Adobe Lightroom


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
Fecha Próximamente
Horario: 10:00h a 14:00h y de 15:00h a 19:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 99€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de fotografía en localización


Lugar: Hotel Barcelona Golf
Ctra. de Martorell a Capellades, Km 19,5
(Av Golf Masia Bach)
08635 Sant Esteve Sesrovires – Barcelona.
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 09:00h a 20:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 169€
Plazas: Limitadas a 14 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Fotografía de Bodas en Hotel Barcelona Golf

Lugar: Hotel Barcelona Golf
Ctra. de Martorell a Capellades, Km 19,5
(Av Golf Masia Bach)
08635 Sant Esteve Sesrovires – Barcelona.
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 09:00h a 20:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 169€
Plazas: Limitadas a 14 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de fotografía Boudoir en el Hotel Barcelona Golf

Lugar: Hotel Barcelona Golf
c/ Ctra. de Martorell a Capellades, Km 19,5 (Av. Golf Masia Bach)
08635 Sant Esteve Sesrovires – Barcelona.
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 09:00h a 20:00h Comida buffet
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 169€
Plazas: Limitadas a 14 personas.

Reserva tu Plaza

Taller de Fotografía Gastronómica


Lugar: Studio Lightroom
Carrer de Pere IV, 51 4º 4ª
08018 Barcelona
(Metro línea 4 – Bogatell)
Teléfono: 600 250 232.
FechaPróximamente
Horario: 10:00h a 14:00h
Impartido por: Pere Larrègula.
Precio: 69€
Plazas: Limitadas a 12 personas.

Reserva tu Plaza

Ver todos los talleres


Volver

Deja un comentario